20/12/12

Yo comprando Una vacante imprevista

Bien, tengo que  decir en mi defensa que llevo un par de semanas durmiendo poco, sin quedar con nadie y todo eso. Creo que acaba afectando a la cabeza, ni siquiera tomé café.  Dicho esto, procedo a contar mi historia, podéis reír a gusto.

Ayer fui toda contenta a comprar el nuevo libro de JK. Rowling. Cogí mi billete de 20€ y las monedas que tenía en mi monedero de Hello Kitty. Total que llego veo que cuesta 23€, me faltaban 40 céntimos, así que cuando llama mi padre para ver si ya lo tenía se lo digo y me dice que vaya al coche para dármelos y yo voy. Me da los cuarenta céntimos y me llaman al móvil, cojo y me pongo a hablar, se me cae el dinero en el coche y me lo coge mi padre y me lo da. Llego a la tienda, cuelgo a mi amigo y voy a por el libro. Cuento las monedas y me faltan diez céntimos así que vuelvo al coche y se lo digo a mi padre y encontramos el céntimo que faltaba. Total que me pongo a contar el dinero y ¡sorpresa! se me ha olvidado cómo se cuenta -.- Total, que mi padre me coge el dinero y lo cuenta. Dejo el bolso en el coche, me vuelvo a la tienda, cojo el libro y al fin consigo Una vacante imprevista. Vuelvo al coche, mi padre empieza a ir para casa, me mira y me pregunta: lo habrás cogido en español, ¿verdad? Me quedo mirándole, y yo:sí, por supuesto. Pero  me queda la duda, saco el libro, y lo miro bien. Sí, en español.

Se lo cuento a mi madre, y se ríe de mí. No sé, en ese momento me quedé pensando y entonces ya tuve claro que soy medio tonta, porque esto no es normal xD

Espero que el resto del mundo haya tenido una compra del libro normal T___T

No hay comentarios: