25/7/13

Show

Desde que se descubrió la verdad sobre Play Serafín, las vidas de Aarón y Leo no han vuelto a ser las mismas. Leo, de regreso en España, se presenta a todos los castings que surgen, sin demasiado éxito, mientras que su hermano pequeño, ahora solo en Nueva York, intenta hacerse con las riendas de una vida que ni quiere ni considera que le pertenezca.

La llegada a Develstar de una nueva artista, Zoe —una virtuosa del violín—, le devolverá a Aarón la ilusión que creía perdida. Pero su aparición no es casual: Develstar quiere organizar un reality show como nunca antes se ha visto, en el que el público podrá conocer a fondo a sus estrellas. Y están dispuestos a hacer lo que sea para que Aarón participe en él…

Mi opinión

Tenía muchísimas ganas de leer el nuevo libro de Javier Ruescas. Soy una gran admiradora de sus libros y además él es una persona encantadora y muy amable. No se me va a olvidar cuando le llevé aquella tarde en Bilbao los cinco libros, que me firmó encantado. Pobrecillo jajajaja pero es que me hacía tanta ilusión. En serio, yo a este hombre le adoro. Y mejor entonces que no en una firma en alguna librería o en una feria del libro.

Pero vamos con su libro que para eso es la reseña esta. Aunque a veces ya ni sé si lo que hago realmente se le puede llamar eso. Da igual. Aviso que me he leído este libro en pocas horas y estoy como sobrecargada. Y encima llevo sin dormir demasiado todo un mes por el tiempo y estoy como rara.

Bueno, Play lo dejamos con Leo siendo apartado de Play Serafin y con Aarón salvando a su hermano. Bien, en este libro se muestra una cara más de Develstar que, como muchas otras empresas, se aprovechan de las ilusiones de la gente. Esta vez, a parte de que el pobre Aarón sigue metido en esto, también se aprovechan de alguien más.. Zoe, la nueva. Y tengo que decir que es adorable y me ha encantado.

Por cierto, he perdido.

Aarón en esta novela es diferente. Ahora actúa más, ya no está tras la sombra de su hermano y se nota, trata de ser un nuevo Aarón, sobre todo en el reality, pero a veces sigue siendo el chico vergonzoso de siempre. No ha olvidado su historia con Emma, cosa que agradezco y me parece un bonito detalle, aunque eso no hace que no sienta cosas por Zoe, que con su encanto y sus cosas raras le conquista poco a poco.

Leo también ha madurado pero, sintiéndolo mucho, sigo sin soportarle. Siempre que leo uno de sus capítulos quiero pegarle. Tiene ese efecto en mí, y es que es muy ambicioso (se pasa a veces) y creído y... tonto. Pero en el fondo se hace querer, sobre todo cuando defiende a su hermano. Se olvida un poco de él y se centra en defender a su hermano pequeño, porque se lo debe, porque su hermano está metido en Develstar por él, para que no lo demanden, y eso no lo olvida.

La primera parte, Play, iba más sobre la fama, descubriéndonos el mundo que hay detrás de todo y que nosotros ignoramos, lamentablemente. No todo es tan fácil como parece o tan bonito. En esta segunda parte, Show, nos encontramos con que tienen que participar en una especie de OT juntado con Gran Hermano los artistas que pertenecen a Develstar y claro, eso hará que todo se ponga complicado. A Aarón le han prometido algo si lo gana y eso hará que vaya a por todas pero, dentro de la casa, nada es sencillo. Entre la presión, que te estén observando todos, no poder ser tú mismo, las broncas, las tensiones... acaba explotando varias veces

Y en este reality aparece un secundario al que adoro. Chris. Se hace querer y su situación me recuerda tanto a una real... Realmente se hace querer, porque es de los más normales, el que realmente es como es y punto, no trata de sabotear a la gente y se ha hecho amigo de Aarón y Zoe.

Zoe me recuerda a una amiga porque se llaman igual. Bueno, qué decir de este personaje. Se ha ganado un trozo de mi corazón, realmente me ha encantado y me encantaría que existiera en la realidad. Todo lo que hace, sin maldad alguna. Y lo que hace con Aarón antes de entrar a aquella casa. Y el violín, me la imaginaba tocando y era en plan que me encantaba. No sé, la he cogido mucho cariño.
E Ícaro. Estoy por ponerme en modo fangirl pero mejor no. Qué bien me ha caído este hombre. Es diferente al resto, sobre todo de los que están a cargo de todo el reality y tal. Es tan encantador y tan majete que me ha encantado. En serio. Creo que es el mejor personaje secundario.

Hablando en general, y para no pasarme de fangirleo, tengo que decir que me ha encantado Show. Los personajes, como siempre, son muy reales. Desde el que es obligado por su padre a actuar, hasta la chica con la ilusión de entrar en la discográfica para poder llegar a la gente con su música. Es muy entretenida y rápido de leer (Javier, por tu culpa ayer no me fui a dormir hasta las tres más o menos y hoy a la mañana no he hecho otra cosa que leer... pero se te perdona jaja )

Y mi momento de fangirleo llega brevemente: SALE LA CANCIÓN DE FALLING SLOWLY de Once. Una de mis canciones preferidas está en el libro y no veas la ilusión que hace que la pongas ahí. Y sale un armario que es como la cabina de Doctor Who. Con eso ya casi grito. Y Harry Potter con lo de Winky, con eso casi doy saltos de alegría. En serio, no nos puedes hacer estas cosas. A saber qué habrás metido en Live, con qué nos harás fangirlear mientras leemos.

Y bueno, nada más que decir. Simplemente que Javier demuestra una vez más lo buen escritor que es, que sus novelas merecen la pena leerlas. Que tengo muchísimo cariño por estos personajes. Y que qué pena que nadie se llamara Hermochi en la novela :)

Id a la librería más cercana y... a comprar!
PD: con esta locura que tengo en la cabeza del cansancio no sé ni lo que he hecho hoy, pero espero que os den ganas de comprarlo y leerlo.

FICHA TÉCNICA

Editorial: Montena
Fecha: 9/5/2013
Páginas: 480
Precio: 16, 95€

No hay comentarios: