20/8/13

John Keats vivió sus últimos años enamorado

 
 
 
John Keats se trasladó  la casa de su amigo Charlie Brown tras la muerte de su hermano, al que había estado cuidando durante un año pues estaba enfermo de tuberculosis. Allí conocio a Fanny Brawne, quien había estado viviendo en la casa del señor Brown junto a su madre, y al poco se enamoró de ella. Cuando Keats se iba de viaje se comunicaban mediante cartas que escandalizaron a la sociedad victoriana al ser publicadas tras la muerte del poeta. John y Fanny se prometieron aunque fueron muy discretos pues él andaba mal de dinero y no querían anunciar algo antes de que a él le fuera bien en su poesía.

El romance entre John y Fanny no tuvo ningún final feliz pues él contrajo la tuberculosis y, gravemente enfermo, tuvo que acabar yéndose a Roma en 1820 con su amigo, el pintor Joseph Severn, invitado por Shelley, pues los médicos no le recomendaban el frío y húmedo clima de Inglaterra. La madre de ella había dicho que les dejaría casarse a su hija y a John cuando este volviera de Roma, pero como Fanny presentía él no volvió. Fanny siguió recibiendo cartas informándose así del estado de salud del poeta, del que estuvo enamorada durante muchos años. Fanny, además, guardó todas las cartas. Hay quien dice que fue para aprovecharse en un futuro de eso, yo digo que fue por amor. Para poder releer esa correspondencia y recordar aquellos momentos vividos junto a él.

Profundamente enamorado de la mujer que conoció en casa de su amigo, murió en 1821.

Este romance obviamente influyó en su obra, y es que a qué poeta romántico no le influye en algo el amor.

No hay comentarios: