9/8/13

Si estuvieras aquí

Una llamada. Medio mensaje. Otra palabra por decir.¿Se puede estar enamorado de alguien que vive a diez mil quilómetros? Con esta duda sobrevolando sus cabezas, Luca y Alice se preparan para una nueva etapa en su relación: él se irá a San Francisco para estudiar en la universidad, mientras ella continuará con su rutina de i nstituto y empleos eventuales en Milán. Juntos pero cada uno por su lado. Al fin y al cabo, en un mundo con internet y tarifas para llamadas internacionales, el amor no conoce ni fronteras ni distancias... ¿o sí?Tierna, ocurrente e inesperada.Una historia de amor que volverá a emocionarte

Mi opinión

Francesco Gungui ha escrito la segunda parte de esta ¿trilogía? ¿saga? No sé ni como llamarla. 

Tengo que decir que no me ha gustado demasiado. Me ha aburrido y encima mis personajes no son los mismos. Bueno, Alice sigue siendo tan estúpida e idiota como siempre pero ¿Luca? Me han quitado a mi Luca, a ese que enamora en el primer libro. Ahora es otro personaje más que cae mal y que encima a veces es un estúpido.

Tengo que decir que esta segunda parte no me ha gustado nada. Es como si intentara ser Moccia pero sin conseguirlo. Pensé que según leyera  el libro la cosa mejoraría y al final sería todo genial y me encantaría y tal pero no. No me ha pasado eso y estoy planteando si comprarme el tercer para ver si todo mejora o no. Buff, me ha decepcionado mucho.

La historia de este segundo libro es simplemente el miedo a que tu novio te deje por otra, los celos, relación a distancia. Simplemente eso. Y el dejarse llevar por las inseguridades. Es eso. Y el no saber escuchar y el no confiar, y el ser una estúpida y el ser muy tonto y el ser demasiado cabezota.

No, no me ha gustado. La verdad es que no os lo recomiendo y si a pesar de todo queréis leerlo pues cogedlo en versión bolsillo, no os gastéis más dinero en un libro que no merece demasiado la pena.

FICHA TÉCNICA

Editorial: Montena
Fecha: 16/2/2012
Precio: 14,95€
Páginas: 432

1 comentario:

Fairytale Love dijo...

Esta segunda parte es más paradita que la primera, pero en conjunto me gusto