21/11/13

Deber y Deseo

Fitzwilliam Darcy regresa a su propiedad rural de Pemberley para pasar la Navidad con su hermana Georgiana. El recuerdo de Elizabeth Bennet parece perseguirle a todas partes. Distraído y distante, Georgiana trata de averiguar qué le pasa. Él le cuenta sus encuentros con Elizabeth, pero también deja muy claro que, aparte de la opinión que la joven pueda tener de él, la posición social de la dama, claramente inferior a la de su familia, es un obstáculo insalvable para cualquier posible relación entre ambos. A su regreso a Londres, toma la decisión de olvidarla por completo y se propone buscar a alguna joven adecuada para ser su esposa. En su interior se impone un fuerte sentido del deber y del honor que supera momentáneamente a sus sentimientos.Para ello, acepta la invitación de un viejo amigo suyo, lord Sayre, para pasar una semana en el castillo de Norwycke, en donde se reunirán algunos de sus antiguos compañeros de estudios y varias damas, entre las que se encuentra lady Sylvanie, hermanastra del anfitrión, una hermosa y misteriosa mujer, que consigue desde el principio captar su interés. Pero ¿conseguirá hacerle olvidar a su Elizabeth?

Mi opinión

Gracias Pamela Aidan por hacerme disfrutar de mi personaje favorito una vez más, mil gracias. No sé cómo agradecértelo.

A veces cuando estoy harta de tanta novela romántica actual, que siempre acaba sacándome de quicio y a veces ni las termino porque se me van las ganas, llegan joyas como estas a mis manos y me vuelvo loca.

Deber y deseo es la segunda parte de la trilogía que ha escrito Pamela Aidan sobre el señor Darcy. Sí, el nombre parece otra cosa pero, queridos, no es lo que os pensáis.

Esta segunda parte el señor Darcy trata de hacer lo que el deber le dicta, lo que su razón dice que es correcto y para ello debe enfrentarse a su deseo. Darcy siempre ha tenido clara su posición, sabe que algún día tendrá que casarse pero para ello debe encontrar una buena candidata. Su plan, antes de conocer a Elizabeth, seguramente sería escoger a la que más talentos tenía pues él exige mucho pues quiere a una chica que, digámoslo así, no sea idiota y tenga cuatro dedos de enfrente. Pero conoce a Elizabeth y su mundo se descoloca. Si en la primera entrega nos encontramos a un Darcy confundido, aquí nos encontramos a un Darcy que lucha por no sentir nada por esa chica sin fortuna. Su ayuda de cámara, obviamente, trata de que estos dos acaben juntos y hasta él se da cuenta peeeeero Darcy es más cabezota que un mono. 

La verdad es que es interesante ver la historia desde esta perspectiva porque conoces al "verdadero" Darcy, o al menos el que se imaginó una fan de este fantástico caballero. Es la imagen que tenía yo de él y cada vez más. La de un hombre bueno que respeta a todos, que ayuda cuando puede, que se preocupa por su hermana (hasta demasiado, la verdad), que hace cualquier cosa por proteger a sus seres queridos aunque a veces no se entiendan... Esta novela te muestra aún más lo buen hombre que es. Y tengo que decir que me rio muchas veces porque a veces se ve envuelto en situaciones que podrían hacer que su reputación no sea tan buena y me hace mucha gracia como reacciona. Y la obsesión del ayuda de cámara para hacerle "lazos" o como se llamen en plan especiales y los hace tan perfectos y a veces tan raros que llama la atención y eso hace que mi Darcy pase mucha vergüenza pero es taaaaaan gracioso y tan adorable.

La forma en la que está escrita se acerca un poco al estilo de Jane Austen, aunque obviamente nunca podrá ser igual porque mi querida escritora es inimitable. Esta escrito con cierta ironía. Critica la sociedad de aquella época de una manera que se asemeja a la de Austen. Para mí es un maravillosa novela que los fans de Orgullo y prejuicio deberían leer.

Os la recomiendo al 100% En serio. Leedla

FICHA TÉCNICA

Editorial: Suma
Fecha: 2009
Páginas: 448
Precio;  5,99€




No hay comentarios: