28/2/14

Muerto para siempre

El pueblo de Bon Temps esconde secretos. Secretos que amenazan a los más allegados a Sookie... y que pueden destrozar su corazón...
Para Sookie Stackhouse resulta fácil rechazar a Arlene cuando esta le pide volver a trabajar como camarera del Merlotte’s. Después de todo Arlene intentó que la mataran. Sin embargo, su relación con Eric Northman no es tan sen­cilla. Él y sus vampiros mantienen la distancia... y un gélido silencio. Cuando Sookie descubre el motivo se siente desolada.
Además, un sobrecogedor asesinato sacude Bon Temps y Sookie es arrestada como culpable del crimen. No obstante, las pruebas contra Sookie son poco convincentes y sale en libertad bajo fianza. Al investigar el crimen, descubrirá que en Bon Temps lo que se entiende por Verdad es simplemente una mentira conveniente, lo que se entiende por Justicia es más sangre derramada y lo que se entiende por Amor nunca es suficiente…

Mi opinión

Según tengo entendido es la última entrega de esta maravillosa saga de Charlaine en la que une el mundo sobrenatural y el mundo real de una manera maravillosa.

Si a otros escritores se les va la cabeza cuando continúan con una historia, ya sabemos que hay muchos que no saben manejar una historia de varios libros (no voy a decir nombres pero algún día hablaremos de esto), Charlaine lo hace esplendidamente, dando un final a la saga que quizás te imaginabas pero que pensabas que era imposible. 

Personalmente, los vampiros que crea Harris me parecen bastante buenos comparándolos con los que hay actualmente. Estas criaturas no dudan en beber de una persona si es lo que quieren pero también beben sangre embotellada. Imaginad una botella de coca cola rellena de sangre. Los vampiros aquí no son crepusculeros en cuanto a "lo dejo todo por ti, voy a comportarme como un humano, o qué maravilloso todo". Pues no. Son fríos, la mayoría no tienen sentimentalismos, y claro que les atrae alguien pero lo llevan de otra manera... Son racionales, calculadores, no dudan en hacer lo que sea para proteger lo suyo. Se dejan llevar por sus necesidades sexuales y son bastante liberales en este tema. Claro, todos tienen un cierto atractivo pero es que, aunque muchos no estén de acuerdo, los vampiros tienen que ser medianamente atractivos para poder cazar. Los cambiantes(hombres lobo, hombres pantera, hombres guepardo...) que crea Harris también son bastante buenos, en mi opinión. Son bastante animales en algunos sentidos y humanos en otro. No son buenos, tampoco son malos, pero sus reglas son las de los animales. En estos hay feos y guapos, aunque la mayoría están en buena forma física. También hay hadas, que son tontas y me caen muy mal, que son introducidas en el mundo real de una forma que piensas "podría existir". Desde luego que universo creado por Charlaine Harris es uno de mis preferidos.

Hablemos de esta última entrega.

Sookie ha madurado, es más capaz de ocuparse de sí misma que nunca, y de mandar a la mierda a quien tenga que hacerlo. Si durante toda la saga esta ha estado pegada a sus vampiros, en Muerto para siempre no es así. Se apega más que nunca a su humanidad, a sus amigos brujos, su mejor amigo Sam, a sus compañeras de trabajo... Y es que Eric ha dado la patada a Sookie. Perdón, me corrigo. Sookie le ha dado una buena patada a Eric en su perfecto y maravilloso trasero porque quería convertirla en su amante y casarse con la reina vampiresa. Como dije antes, son prácticos, y hacen lo mejor para ellos. Claro que Sookie no opina igual. Lo malo es que en este libro una vez más tratan de matarla, pero esta vez en serio. No dudan en ir a por ella directamente, cosa que no la agrada mucho (obviamente). Aunque algo que siempre me hará gracia es que siempre quiere estar perfecta, cuando está llena de sangre y con un muerto a sus pies siempre me hace reír el que solo piense en librarse del cadáver, ducharse tranquilamente y al día siguiente tomar el sol para relajarse.

En Muerto para siempre, aunque sepamos quién es el que va a por ella, nos mantenemos pegados a las páginas para saber si consiguen pillarle y qué hacen al respecto. Además, por otro lado tenemos le dilema de "¿querrá Eric a Sookie lo suficiente para renunciar a ese matrimonio?" y por otro tenemos algo así como "CUANDO LEÑES VA SAM A HACER ALGO". Porque si algo tenemos claro es que Sam, desde el principio, no ha sido solo Sam, el buenorro jefe de Sookie, sino que ha sido el adorable amigo que sabemos que está enamorado de ella en secreto pero no se atreve a decir nada por miedo a fastidiarla. Sinceramente, es el hombre que mejor me cae de la saga y es que a pesar de todas las veces que la ha fastidiado sabes que va a estar ahí para ayudar, pase lo que pase.

He disfrutado muchímo leyendo esta historia de Harris.Me hace reír, sufrir, llorar y enfadarme. Me encanta los personajes que ha creado, el mundo en el que los vampiros salen a la luz pero son mal vistos (hay que decir que estos vampiros no pueden salir a la luz del sol... ni brillan). Ha conseguido atraparme muchísimo y la recomiendo, sobre todo a los que les gustan los vampiros porque aquí no vais a encontraros al típico de "yo no mato porque blablabla y sufro por no tener alma y blablabla". Y si es el último libro realmente voy a echar de menos esperar a que salga el siguiente porque sufro por saber qué pasa.

Y el amor de tu vida puede estar más cerca de lo que creéis.

FICHA TÉCNICA

Editorial: Suma de letras
Fecha: 16/10/2013
Páginas:
Precio: 17,50€

1 comentario:

Undestinocontigo! dijo...

Me encanta esta serie, empecé porque vi la serie y me encantó y creo que me quedé en el libro nueve o así y estoy deseando seguirla.
Besos.