14/4/14

Solo un año

Cuando abre los ojos, Willem ignora qué lugar del mundo se encuentra. Todo cuanto sabe es que, una vez más, está solo, y que necesita dar con Lulu. Pasaron un día mágico en París, y algo en ese día –en esa muchacha- hace que Willem se pregunte si su destino no será estar juntos.
Desde entonces viaja por todo el mundo con la esperanza de encontrarla. Pero pasan los meses y Willem empieza a preguntarse si la fuerza del destino es tan poderosa como pensaba.
Compañera tan romántica como emocional de Sólo un día, esta es una historia sobre las elecciones que hacemos y los accidentes que ocurren, así como de la felicidad que se produce cuando ambas circunstancias se cruzan.
 Mi opinión
Si de algo puede estar orgullosa Gayle Forman es de hacer libros que acaban ocupando un hueco en nuestros corazones.

Si os esperáis un libro como el de un año este os va a sorprender. Algo más lento que el de Allyson, es un libro muy distinto en el que vemos a Willem como un personaje frágil que huye de todo pero, de alguna manera gracias a Allyson, acaba "aferrándose" a algo y reconciliándose con su pasado. 

La verdad es que al leer Sólo un día había idealizado a Will y con este libro se me ha bajado un poco porque se le ven todos sus fallos, sus imperfecciones, y algunas cosas que me han desagradado un poco pero según va avanzando el libro todo eso deja de importar y lo único que quieres saber es POR QUÉ. 

El libro empieza, según mis cálculos, unas horas después de que Allyson vea que él no está dormido junto a ella. Y me alegré al saber que pasaba justo lo que yo pensaba, algo que tendréis que leer para saberlo. Y termina un poco después del final de Solo un día (como dos minutos después en el tiempo de la historia). Willem también busca a Allyson aunque a veces no lo parezca, vaga por el mundo tratando de dar con ella y cada vez que siente que se ahoga en su recuerdo se enrolla con una chica o trata de hacer algo para que no le duela. Y es que la historia le recuerda mucho a la de sus padres, incluso cometió el mismo error que su padre: no le dijo donde encontrarle a él. 

La verdad es que es un libro que te hace pensar en la posible existencia del destino, o accidentes, en las vueltas que da la vida y a dónde nos llevan. En cómo dos personas puden estar en un mismo lugar y no darse cuenta, quizás porque el destino dice "aún no, tienes que madurar para poder tener la felicidad". Y es que esta es una historia de madurez, de superación del pasado, de amistad, amor... 

Solo un año es un gran libro que te hace sentir miles de cosas, incluso mariposas en el estómago, y te hace sonreír en algunos momentos incluso enfadarte porque quieres gritar "ESTÁ AHÍ". Y cuando en un momento de la historia recita Willem a Orlando en una obra sabes que se lo está diciendo a ella. Que todos los versos de Shakespeare que Willem recita son para Lulú, la chica a la que él bautizó como la famosa actriz de cine mudo pero de quién no sabe el nombre. Y Willem incluso lleva el reloj de ella, para no olvidarla. Y es todo muy romántico, me emociono y esto no puede ser xD 

Realmente es una bilogía que te llega al corazón, que deja bonitas frases y enseñanzas. Gayle Forman, con su maravillosa forma de escribir, ha vuelto a conquistarme.

FICHA TÉCNICA

Editorial: Ediciones B
Fecha: 2014
Precio: 16 €
Páginas: 320


1 comentario:

Diane dijo...

Este autor me encanta, sus libros son preciosos ! Besos! :)