12/10/14

Croqueta y empanadilla


 Érase una vez un libro precioso que se cruzó en mi camino, en cuya portada había una croqueta con un gorro de lana cogiendo a una empanadilla con bufanda. Claro, yo no pude resistirme y, tras soltar mis gritos de OOOOOOH QUÉ COSA TAN BONITA Y ADORABLE, lo compré, dándome igual el resto del mundo y libros en mi lista de pendientes. Sí, eso pasó cuando vi este cómic en la feria del libro independiente, que no pude resistirme. ¿Sabéis lo que se siente cuando veis una cosa adorable y monísima y os da algo y queréis tenerlo? Pues eso es lo que me pasó a mí. Abrí la primera página, me reí, y fui completamente suya. Este cómic me ha robado el corazón. No fue nada planeado, la verdad. Simplemente pasó así.



Croqueta y empanadilla son pareja, una adorable. Y a veces empanadilla no puede evitar darle un mordisquito al culo de su novio, ¿pero quién se va a resistir a algo que sabe a bechamel? Lo sé, nadie. Son una pareja normal. Ella a veces es caprichosa y siempre trata de conseguir lo que quiere. Él es un chico.... es broma, es un chico normal, con sus cosas buenas y sus cosas malas, quiere a empanadilla y a veces hace cosas que no quiere pero todo por amor. Es tan bonito. En serio, yo es que les veo y me da algo. Son muy monos. 


Es un cómic en el que os reconoceréis en algunos momentos, aunque creáis que no. El dibujo es muy bonito, y dulce. Es algo tan maravilloso. Y sigo diciendo que son una monada. Las cosas que les pasa son las que nos pueden ocurrir a cualquiera de nosotros. Aunque algo que me llama la atención es que los humanos les ven ¡y no dicen nada! SON UNA CROQUETA Y UNA EMPANADILLA. Yo chillaría. Mucho. ¿Y os los imagináis como humanos? Yo a la croqueta me lo imagino alto, desgarbado, con un pelo cortito y con camisetas y vaqueros. A la empanadilla me la imagino bajita, pelirroja, algo rellenita y con una sonrisa de boba... tengo un problema con estos dos, lo acepto.


Y claro, Ana Oncina vino a firmar y yo fui corriendo. Literalmente. Se me pasó la hora, no pude ir antes y la pillé justo cuando se iba a ir. Me lo pintó con todo el cariño del mundo y le doy las gracias porque ya se había pasado la hora y te sentaste para firmarme y muchísimas gracias. Me hizo un dibujo de empanadilla y su mascota alucinante y viéndola dibujar me quedé alucinada. Con cuatro trazos hacía esa preciosidad. Desde luego, quien sabe dibujar, sabe. Y no sabéis la ilusión que me hace ver que mi cómic preferido, hasta ahora, está firmado.

¿Lo habéis leído vosotros?

1 comentario:

Rocio Limones dijo...

Hola!!!
No, no lo he leído, pero tengo muchas ganas de hacerlo!! :)
Todos lo ponéis muy bien y por algo será!
Un besito y gracias por la reseña!!