17/10/14

Ojalá estuvieras aquí



El día que cumple treinta años, Daniel -un prestigioso arquitecto barcelonés- es abandonado repentinamente por su prometida. En pleno naufragio personal, escucha el disco que le ha regalado la única amiga que conserva de la universidad. Es de una cantante llamada Eva Winter y, para su sorpresa, las canciones parecen hablar de su propia biografía. Intrigado, Daniel toma una decisión insólita: sin avisar a nadie, se traslada a París en busca de la misteriosa cantante. Les esperan muchas sorpresas... y, tal vez, el amor de su vida.

Había oído  hablar de este libro y tenía curiosidad por saber cómo era. Dicen que la curiosidad mató al gato, pero en este caso lo enamoró.

¿Qué decir de la forma de escribir de este hombre? Enamora. Es especial e inspiradora. Poética, tal vez. Lo que me gusta de Miralles es su forma de escribir, que logra hacer que una historia sea especial, e inolvidable.

Ojalá estuvieras aquí es una historia conmovedora, al menos a mí me tocó la fibra sensible. Es preciosa, única. El protagonista, Daniel, es un hombre normal que, tras dejarle su novia, decide irse a París en busca de Eva Winter, ya que podría ser el amor de su vida (es un romántico, lo sé). Allí va conociendo a una serie de personas bastante interesantes, y le acaban sucediendo cosas que no se imaginaba. Además, allí vivirá una relación llena de misterio, que no supe resolver hasta el final, como él y cuya protagonista se llama Mary.

Las historias de Francesc son especiales, como él. Te enganchan desde el principio y te dejan huella. Es imposible que, tras un tiempo, no te acuerdes de la novela porque Francesc Miralles es inolvidable. Si cualquier otra persona hubiera escrito esta historia seguramente no me la creería porque es bastante surrealista, por decirlo así, pero Miralles sabe lograr que te lo creas. Que pienses que eso puede pasar, que no digas "bah, esto es imposible". No, consigue que te lo creas y tengas ganas de irte a París a conocer al amor de tu vida.

Además, Ojalá estuvieras aquí es una historia para pensar, para reflexionar mientras lees. No es una historia más.Yo lo recomiendo completamente porque es un libro maravilloso, especial, que merece ser leído. Una historia preciosa con un transfondo y unos personajes con mucha profundidad.

1 comentario:

Cristina dijo...

Hola! Debo ser la única persona en el mundo que aún no ha leído nada de Francesc Miralles XDDD Me apunto este libro, a ver si me atrevo a leerlo ^^

Besos!