15/12/14

Just a girl standing in front of a boy


After rock start in life, Jenny Taylor, twenty-seven, star recepcionist at the local doctor's surgery, has things all worked out thanks to a list of ten things she must do every day to keep the blues at bay. But her life is turned upside down when she meets aspiring musician Joe King. And reliable boyfriends Matt proposes. And then her mum leaes her dad and moves into Jenny's flat, determined to 'bond'.

En uno de mis arrebatos me compré este libro. ¿Por qué? El título. Os voy a confesar algo. Soy una gran gran GRAN GRAAAAN fan de Hugh Grant. Me gustan sus películas y cómo actúa (aunque su vida deje bastante de desear, pero a mí esas cosas me dan algo igual). Claro, cuando vi que el título era una frase de la gran comedia romántica Notting Hill pues tuve que comprarlo.


No miré de qué iba, ni qué nivel de inglés era, ni quién era la autora. Nada. Me pasan a menudo estas cosas, sobre todo cuando tienen que ver con Colin Firth o con Hugh Grant. Así que no sabía qué me iba a encontrar. ¿Y si me había gastado mi dinero en un horror? ¿Y si había cometido un error? Pues me alegra decir que me compré un libro fantástico.

Bueno, vayamos al libro. La verdad es que no pensé que me encontraría tantas cosas en esta novela y me sorprendió muchísimo y voy a seguir leyendo a Lucy Anne Holmes.

Jenny es recepcionista en una consulta. Ella tuvo una depresión grave y desde entonces cada día tiene una lista de cosas que debe cumplir. Tiene el pelo color frambuesa y es bastante especial. A Jenny le llaman Fanny y es bastante bonito cuando todos lo hacen. Fanny es algo importante en el libro porque en un momento determinado, Matt le pide que se presente como Jenny porque su mote es poco elegante.  Además, Jenny tuvo una relación amorosa en el instituto que la dejó un poco tocada.

Philippa es su mejor amiga y la persona que siempre ha estado ahí, apoyándola. Tienen una amistad preciosa y  mí me encanta. Philippa está en contra del novio de Fanny, Matt, y siempre quiere que rompan porque no cree que sea la persona adecuada para Fanny, quien es bastante delicada y que lo único que quiere es sentirse querida (o esa impresión me da a mí). Pippa es la que le escribió el manifiesto a Fanny (cosas para sacarla de la depresión). Pero eso no es todo. Fanny vive con su mejor amigo, Al, un chico al que conoció un día y con el que decidió vivir. Entre ellos hay un poco de tensión, la justa. Los tres serán los tres mosqueteros y se ayudan siempre que es necesario, algo que me encanta. Es una amistad realmente bonita.

Un día aparece Pam, la madre de Fanny, y ella no se lo espera. Resulta que ha decidido dejar a su marido, quien era un mal padre y un mal marido y culpable de la depresión de Fanny, yse pone a vivir la vida. ¿Por qué? Ese es uno de los misterios del libro. La relación entre madre e hija es uno de los temas importantes de esta novela pues en un principio Fanny no puede ver a su madre, porque no hizo nada por ella cuando era una niña, así que irán evolucionando a lo largo de las páginas y se pondrán las cartas sobre la mesa.

También está Doris quien tiene una parte importante en la escena y que no te imaginas nada de eso. Doris es una anciana que va al lugar de trabajo de Fanny y acaban convirtiéndose en ¿amigas? Es una señora mayor bastante simpática y a la que coges cariño.

El amor lo encontramos en un triángulo amoroso que no me parece nada irreal. Fanny está saliendo con el insoportable Matt, quien le propone matrimonio, y cree estar súper enamorada de él. De pronto, aparece Joe King y empezará a dudar de todo eso. Este hombre es músico, simpático, atento y guapo, creo que con eso resumo un poco sus cualidades. Disfrutaas muchísimo con sus escenas, de verdad. Serán amigos pero poco a poco empezarán a ser más. Realmente, es una relación que me ha gustado muchísimo y que me ha dejado con ganas de más porque no es como otras historias. Esta tiene una evolución, altibajos de verdad (no de esos por tonterías) y un final esperado pero a la vez inesperado.

Pero solo el final de la relación es medio esperado porque el resto del libro es completamente imprevisible. No sabes por donde va a tirar Holmes, da giros que no creías que iba a dar. Te hace reír. Llorar. Gritar. Emociona. Los capítulos son cortitos, y creo que cualquiera con un nivel de inglés normal puede disfrutarlo.

Mirad, yo de verdad que si fuera vosotros me lo leería. Está en book depository bastante barato y merece la pena. Lucy-Anne Holmes es una de esas escritoras que no están lo suficientemente valoradas y me parece completamente injusto. Just a girl standing in front of a boy es un libro precioso que merece muchísimo la pena y que deberíais leer. Es una novela con la que tendréis mil emociones, que os encantará y cuyos personajes os emocionarán.


No hay comentarios: