22/4/15

Homenaje a Jane Austen



Querida Señorita Austen:

Llevo semanas pensando en cómo homenajearos, y creo que al fin he encontrado la respuesta. Había pensado en hacer un relato con su estilo pero, seamos sinceros, no le llego ni a las suelas de sus gastados zapatos. Después había pensado en hacer que se peleara con Shakespeare pero sé que vos lo consideraríais completamente inadecuado, así que también rechacé esa idea (que habría sido terriblemente divertida pero muy poco elegante). Y, al fin, di con la idea. Este es su más sentido homenaje, Austen. Esta carta es la forma en la que he decidido honrarla. ¿Por qué? Sé que vos lo estáis pensando, también el cartero que le lleve esta carta a la tumba, y el que visite mi blog (no voy a explicaros lo que es un blog porque no creo que lo pudieráis entender). Bien, la respuesta es muy sencilla: vos adorábais escribir cartas. ¡Incluso han publicado las que escribió! Lo sé, no os lo creéis, y seguramente os estéis muriendo de la vergüenza al pensar que miles de personas estén leyendo eso que escribió en su intimidad, pero es lo que pasa cuando uno triunfa, que el mundo entero se cree con derecho a meter las narices en la vida privada del otro. Y si está muerto, es aún más divertido, ¿no? 

Señorita Austen, si pudiera retroceder unos cuantos años en el tiempo creo que me iría al de vos. ¿Por qué? Para poder llegar a conoceros. Leí Orgullo y prejuicio con trece años y, desde entonces, seguí leyendo todas sus obras, hasta las no terminadas (sí, lo siento, las publicaron como estaban, sin el final que os hubiera gustado darles). El libro que más me gustó de todos fue el de Persuasión, en mi opinión es el que tiene una historia más bonita. Lamento informarle de que las más conocidas son Juicio y sentimiento y Orgullo y prejuicio. El resto es como si no existieran para el mundo pero, no se preocupe, yo lograré que se conozcan las otras igual o más que esas dos. Llegué a conectar con sus historias porque, sin quererlo, logró que generaciones nos identifiquemos con sus personajes. Creo que se sentiría orgullosa de ver lo que ha logrado, de cuántos libros están basados en alguno de sus personajes o en vos porque, lo reconozco, no soy la única que ha tenido la idea de conocerla. 

Me encantaría poder sentarme junto a vos y discutir acerca de la literatura (yo con algo más de ventaja, pero trataría de no adelantarme y mantenerme en sus años). Acudir a sus reuniones sociales, escribir junto a vos, oírle tocar el clave y escuchar vuestras historias.

A veces pienso qué haría Jane Austen si viviera en mi siglo pero creo que el mundo actual no os gustaría en absoluto. Sé que el baile era uno de sus momentos preferidos por la intimidad, ya que era imposible tenerla en otro momento, pero el de ahora no os gustaría nada, aunque creo que me reiría mucho de su reacción al ver a esas personas bailar. Si en vuestra época lo hacíais con cierta distancia entre vosotros, ahora la separación es inexistente y acabaríais sonrojada solo de verlo. Los modales también han desaparecido, os asquearíais de los escupitajos que tira la gente al suelo sin importar que alguien les vea (incluso hay competiciones de quién las tira más lejos). Los caballeros son prácticamente inexistentes (una pena, la verdad).  Y los vestidos, ¡ay, los vestidos! Creo que os acabaría dando algo sólo con verlos. Si en vuestra época ya os parecía terrible enseñar los tobillos ¡ni os cuento enseñar hasta el culo! Bueno, no enseñan el culo pero es como si lo fuera porque no saben agacharse. Perdón, culo no. Pompis. 

La verdad es que creo que os escandalizaríais al ver cómo se comportan los jóvenes. Al menos, y esto os gustará, nos morimos mucho más tarde y, seguramente, vos habríais podido vivir muchos más años.

Ah, debo desilusionaros con un asunto que, al ser inglesa, os ofenderá pero prometo que no lo he hecho aposta: no me gusta el té. Lo he intentado, mucho, pero no me gusta. No consigo pillarle la gracia. Prefiero la leche con chocolate, aunque sea menos sano. Quizás tenga que probar el té con leche, como os lo echáis allí, pero temo que no me guste.

Lo que más me gustó de vos es que decidisteis que vuestros personajes siempre tendrían un final feliz, sin importar qué. Sufrirían, verían su futuro perfecto amenazado, pero tendrían ese final que no pudistéis tener. Y ese es un detalle que siempre me ha gustado porque, y para ser sinceros, adoro los finales felices (supongo que como todos) así que realmente me alegro de que decidierais hacer eso.

Como último detalle, quería comentarle algo: el señor Darcy es una plaga. Sí, sí, una plaga. Sé que Orgullo y prejuicio es un libro bonito (aunque no mi preferido) pero habéis creado un fenómeno que, y lo siento mucho, acaba cansando. Sí, si acudiérais en este siglo a una librería os echaríais la mano a la cabeza. La mayor parte de historias de amor se  basan en  vuestra obra, y todas tienen a un señor Darcy como protagonista en distintas variaciones. Y en casi todas hay un Wickham, claro. De verdad, que no sabeís lo que hicistéis al crear esa historia. Aunque, y os lo digo sinceramente, jamás habrá un señor Darcy como el de vos, ya que vuestro personaje tiene algo que el resto no tiene. 

Terminaré diciendo que espero que no estéis siendo muy comida por los gusanos, y estéis disfrutando observándonos a todos nosotros. También espero que os peleéis con Shakespeare, toméis el té con las hermanas Brontë, y tengáis a vuestro propio Frederick Wentworth a su lado (vos y yo sabemos que es el mejor de todos). 

Un saludo, y mi más profunda admiración a vos y a vuestros libros.

Miss Darcy 


Jane Austen nació el 16 de diciembre de 1775 y murió a los 41 años, el 18 de julio de 1817 en Winchester. Fue la séptima hija de un reverendo de ocho hermanos y Cassandra, con quien mantenía una estrecha relación, y ella fueron las únicas mujeres. Vivió en la época Georgiana, y no victoriana como siempre se suele decir (mal, muy mal, no es victoriana así que dejad de confundir épocas). Su obra se caracteriza por la ironía, y hay varias interpretaciones sobre ellas. Jane Austen no llegó nunca a casarse, y tampoco se le conocen pretendientes. Escribió 6 novelas, 3 obras cortas y númerosas historias en su juventud. Además, escribió la historia de Inglaterra según su visión de los hechos (escrita con mucho humor), que está disponible en internet.

Para más homenajes entrad AQUÍ

9 comentarios:

Gema Vallejo dijo...

Me ha encantado este sencillo homenaje a una autora por la que se nota que sientes mucho respeto. Sobre todo ese momento de imaginarla entre nosotros ha sido bastante cómico. Espero que al resto de participantes también les guste, que seguro que sí.
¡Un besín!

Aruma dijo...

Magnifico, de verdad, se nota lo muchsimo que te gusta y todo el "tu" que has puesto escribiendo . Precioso. *^*

Denise dijo...

Un hermoso homenaje. La divina Jane estaría complacida ;)

Deivid León dijo...

Hay tanto de ti y de ella en este homenaje que no puedo ponerle pegas. Una gran manera la que has pensado para hacerlo. Ha sido muy bueno, directo, personal y maravilloso.

ici dijo...

Hay algo que le gustaría. Los derechos que han alcanzado las mujeres después de tantas luchas, pero sigue habiendo personas que creen que una mujer no debe ser más que una cara bonita y "buenos modales".

Miss Darcy dijo...

Muchísimas gracias a todos, me encanta que os haya gustado tanto. La verdad es que ha sido bastante personal ya que Jane es uno de mis modelos a seguir.

Ici, no he querido meterme en temas de feminismo porque es un tema muy complejo y que en la época de Jane no existía como tal. He preferido meter solo algún tema de sociedad porque me ha parecido más divertido imaginármela escandalizada. Algún día quizás toque este tema en el blog, pero no será con Austen como modelo, sino con otras mujeres de siglos posteriores.

Gracias a todos por leerlo y comentar :D Y espero haberos hecho sonreír.

Angellica L'arc en Ciel dijo...

Muy lindo el homenaje, se nota que la autora te gusta mucha y que la respetas un montón :)

Un beso

Angie

Paco M. dijo...

Me ha encantado este homenaje. Ha sido muy curioso, muy distinto a los demás. Ay, ojalá Jane Austen pudiera leer esto, seguro que se echaría unas buenas risas y que se daría un paseo por el siglo XXI. Se nota muchísimo que la aprecias y es precioso :)

¡Un beso!
Étincelle

Epo Zena dijo...

Aaaay Lo, qué original. Me ha gustado mucho :))