11/4/15

La noche de los judíos vivientes



La acción transcurre en Muranow, el barrio construido encima de las ruinas del gueto de Varsovia. Allí vive nuestro protagonista, un hombre aburrido que no aspira a nada, más que a pequeños e insignificantes placeres. un día, por una serie de casualidades, un viejo le da una chapa de plata en forma de corazón que, según parece, garantizaba la seguridad del pueblo judío, pero desapareció durante la guerra. Los zombis judíos que habitan el sótano de su casa se han echado a la calle para recuperar el extraño talismán, que codicia también una organización antisemita.

 No sé muy bien qué decir de esta novela porque aún estoy tratando de procesarla. Judíos y zombies, imaginad lo que sale de ahí: algo completamente absurdo. La verdad es que tenía muchísimas ganas de leer esta novela desde que vi la estrella de David en la portada, ¿por qué? Como dije anteriormente, estudio historia y uno de los temas que más me interesan es el Holocausto (creo que es de los pocos temas actuales que me llaman la atención junto a las dos guerras mundiales) y, claro, tenía que leer este título para ver cómo habían llevado el tema. ¿Cómo lo han llevado? Pues es un libro bastante absurdo.

Un dato curioso del libro es que solo algunas personas tienen nombres, otros son llamados con apodos, como el Malo y el Malo Malísimo (que me ha dado asquito), la flaca (que creo que padece anorexia), el abuelo (que me cae fatal), la nieta (que se quiere beneficiar al protagonista). Sí, lo de recordar los nombres no hace ninguna falta en este libro.

El asunto del libro es que en Varsovia hubo un guettho y en el libro los judíos muertos "reviven" y un malo malísimo quiere matarlos a todos y montar un IV Reich. ¿Quién tiene que evitarlo? El protagonista, que se podría decir que es todo lo contrario a lo que se espera de él. Tiene que hacerse cargo de un montón de judíos muertos, evitar que les maten, arreglar su relación con la novia, pelearse con el malo malísimo y salvar su pequeño. ¿Y cómo? Cogiendo una reliquia bélica que el malo malísimo tiene en su poder y que le convierte en un demonio. ¿Qué es esa reliquia bélica? Pues una especie de talismán que permitía que los judíos estuvieran a salvo y que es una simple chapa metálica en forma de corazón.

La verdad es que es una novela bastante absurda que puede resultar entretenida en algunos momentos. Desde luego no es una novela exactamente juvenil, o al menos así lo veo yo. Para mí sería una novela YA porque tiene algunas cosas por las que considero el libro más adulto. Originial es, eso desde luego. Toda la novela es una serie de situaciones absurdas que provocan que te quedes mirando la novela pensando "no puede estar pasando esto". El libro es una gran crítica social, y creo que se ve muy bien que está enfocado a eso, y se aprovecha de los judíos para hablar del tema.

No sé si me ha gustado ni si no me ha gustado. Tengo sentimientos contradictorios con este libro. No sé qué pensar de él, se me hace tan raro, tan... absurdo. Desde luego es una novela para pasar el rato y distraerte, y es bastante original resucitar a los judíos muertos en Varsovia. Eso sí, hay una parte que me ha encantado y es la historia de un médico, que si queréis saber cuál es tendréis que descubrirlo vosotros. Lo cogí en la biblioteca nada más verlo y no me arrepiento porque he saciado mi curiosidad de saber cómo sería esta locura. Eso sí, los zombies solo son para mí si está Daryl Dixon de por medio.

La noche de los judíos vivientes es una novela rara que me ha sorprendido, con partes buenas y malas, con un protagonista que es un completo antihéroe y con un Malo Malísimo desagradable y asqueroso.

No hay comentarios: