15/5/15

Mi corazón en los días grises


Aysel tiene dieciséis años y le faltan motivos para seguir adelante. En un pequeño pueblo donde ser diferente está mal visto, ella carga con el peso de tener un nombre y un aspecto extranjeros y con el estigma del terrible crimen que su padre cometió. Sin amigos y con una familia que la rehúye, Aysel siente que su corazón es un agujero negro y que algo dentro de ella devora todos sus sentimientos. Pero cuando conoce a Roman, un chico que vive atormentado por la culpa, siente que algo cambia. Con Roman las horas que antes se le hacían inacabables ahora pasan volando. Con Roman es capaz de imaginar un mundo mejor. Con Roman podrá hablar de los secretos que ha escondido durante años... A medida que los dos jóvenes se conocen, Aysel debe decidir: ¿quiere acabar con todo?, ¿o prefiere ver qué les depara el futuro?

Cuando comencé a leerme este libro me sorprendió mucho porque no me esperaba para nada el tema de la novela, pensé que sería una novela romántica pero me encontré algo diferente. 

Aysel es de origen árabe y, a diferencia de a su madre, a ella se le nota mucho y no es algo que pueda disimular. Pero ese no es el problema. Sus padres están divorciados y  Aysel vivía con su padre, yendo los fines de semana a visitar a su madre y a la nueva familia de ella, pero un día el padre comete un crimen y todo cambia. Con dieciséis años está convencida de que acabará cometiendo el mismo error que su padre, que se volverá loca, y cree que su familia la odia por parecerse tanto a él, y que esperan que explote. Así que decide suicidarse, y busca un compañero para eso en una web para suicidas. 

Allí conoce a Roman. Este chico no tiene pinta de ser un suicida, y Aysel se sorprende al verle pero lo es. Roman quiere suicidarse en un día en concreto. ¿Por qué? Eso es algo que nuestra protagonista tratará de entender. Desde la primera vez que se ven irán manteniendo conversaciones por el móvil y quedarán para ir planeando el día de su suicidio,cómo lo harán... y van quedando a hacer cosas juntos para que la madre de Roman no sospeche nada y crea que es solo una amiga. Claro, que poco a poco se irán conociendo y empezarán a saltar ciertas chispas que harán que Aysel se pare a pensar si de verdad quiere suicidarse o salvarse ambos.

La verdad es que Mi corazón en los días grises es una novela que me llamó muchísimo la atención y que hizo que mi corazón se encogiera página tras página, mientras iba pensando en cómo meterme en el libro para salvarles a ambos, porque ninguno merece morir. 

Jasmine Warga ha sabido tratar un tema tan delicado como el suicidio. El suicidio es uno de esos temas tabú que no se suelen nombrar en la literatura como trama principal, quizás porque es muy delicado y está bien saber que gente como Warga es capaz de tratarlo como se merece.

Es un libro maravilloso, con mil lecciones y que te hace pensar un montón. Es una novela que desde luego me ha sorprendido muchísimo para bien. Me alegro muchísimo de haberle dado una oportunidad porque realmente se la merece.

Tengo que señalar que no hay una historia romántica en este libro, es una novela sobre la superación, de esforzarte por salir adelante, de querer dejarlo todo por miedo o culpa, de no decir las palabras cuando debes y callárselas... Es, de verdad, un libro increíble y que os recomiendo muchísimo, sobre todo a los fans de la novela dramática como yo.

1 comentario:

dijo...

Nunca me convencen los libros que intentan profundizar en el tema del suicidio, así que dudo darle una oportunidad. Gracias por la reseña!

Saludos.