14/10/15

Treintañera y a mucha honra



Carlotta está a punto de cumplir los treinta y se considera una gafe crónica. Sólo llega al metro sesenta con tacones altos, tiene una familia que está completamente loca y no ve en el horizonte a un novio como Dios manda. Y por si eso fuera poco, acaba de dejar su trabajo y ahora se ve obligada a alquilar una de las habitaciones de su apartamento para llegar a fin de mes. Luca, el nuevo inquilino, tiene muchos pros: es escritor, guapísimo y muy simpático, pero en cambio: es desordenado, fuma mucho y suele llevar a sus conquistas a casa. A pesar de que Carlotta nunca lo admitirá, se está enamorando de ese macho depredador que trata a las mujeres como a objetos de un solo uso. Entre su madre pidiéndole que se centre de una vez, un nuevo trabajo que debe inventarse y muchos encuentros cercanos con Luca y sus novias, Carlotta aprenderá que para convencer al resto del mundo de sus posibilidades primero tiene que creer en sí misma y aceptarse tal como es: una mujer verdadera, ni jovencísima ni bellísima, pero llena de determinación y capaz de encontrar su lugar en el mundo.



Esta novela de Amabile Giusti me llamó muchísimo la atención por la portada que tiene, una chica pelirroja y pecosa con una naranja a su lado. Es alegre y desde luego que han logrado lo que me imagino que se habían propuesto: que la leas. 

Carlotta es bajita, tiene el pelo rizado y un montón de pecas que la tienen acomplejada, además de una hermana que se asegura de arruinarle la vida. Además, vive con Luca, un escritor mujeriego que cada noche aparece con una chica distinta. Una cosa de la sinopsis no me gusta nada. ¿Macho depredador? Para nada. Luca es uno de otros tantos hombres (y mujeres) que lo que quiere es acostarse con alguien y ya está, no le interesa enamorase y lo deja claro con cada chica que conozco. ¿Que me guste esa forma de ver las cosas? No, pero creo que macho depredador tiene un sentido que no es el adecuado, ese término sería adecuado si el chico fuera un machista estúpido que da esperanzas para luego arrebatarlas (es decir, cualquier chico que sale en estas novelas que tanto gustan a la gente y yo tanto detesto). Luca respeta a las mujeres, y a Carlotta la trata de una manera fantástica, se preocupa por ella, trata de animarla y la respeta, a veces se ríe de ella pero si tenéis amigos que no son nada románticos creo que lo comprenderéis. ¡Al fin encuentro a otro chico en un libro que no es un machista asqueroso! Tampoco creo que las trate como objetos, pero supongo que lo habrán puesto así para atraer a la gente. 

Ya os digo que no es una novela erótica, es simplemente romántica. Y, por cierto, bastante divertida. 

Mientras Luca tiene un éxito tremendo con las chicas, Carlotta no tiene ninguno y mientras está sola tiene que aguantar ver un culo femenino diferente cada día. Pero no es solo que las relaciones le vayan mal, sino que está en paro, su madre no deja de meterse en su vida (y no de buena forma, sino de una que bueno... no parece su madre) y también tiene una hermana alta, guapa y maravillosa que trata de quitarle todas las cosas buenas que tiene en su vida (por eso trata de no presentarle a Luca). Que para qué tener enemigos, si tienes a tu hermana. Oh, y va a llegar a la treintena sin una gota de éxito en su vida, algo que no le gusta nada. 

Algo que me encanta de la novela es que Carlotta es que es real. Tiene los complejos que cualquier mujer puede tener, es una chica normalita y muchas pueden sentirse identificadas con ella, además es una mujer muy divertida que os aseguro que os encantará y por la que sentiréis cierta simpatía. Hay romance pero creo que está en un segundo plano, lo importante es cómo evoluciona la protagonista, cómo va aceptando ciertas cosas de su vida y cómo se enfrenta a todo lo negativo que rodea a su vida. Claro, que luego está el romance que os hará desesperaros por lo ciegos que están. 

Vale, os vais a desesperar pero respondedme a esta pregunta: ¿Alguna vez os ha gustado alguien y a ese alguien le habéis gustado, pero no os habéis enterado ninguno de los dos? Suele pasar que todo el mundo ve que es mutuo pero los afectados no. Bueno, pues algo así pasará sólo que los que lo verán serán los lectores y querréis entrar en el libro para pegarles a ambos y que dejen de hacer el idiota. La historia romántica me ha gustado precisamente porque es real, porque no se hace de una forma apresurada sino que poco a poco, con errores y aciertos. Ambos tienen una relación y se verá cómo se va a ir haciendo natural que acaben de cierta forma, no se fuerza nada en ningún momento. 

También me ha gustado mucho que Luca y Carlotta sean tan opuestos. Él se acuesta con toda mujer que le atrae y ella no, no le van ese tipo de no relaciones. No le van los líos de una noche. Lo real de este aspecto es que ella para otros es una anticuada, una frígida, una tonta que quiere buscar al chico ideal, y aunque trata de probar eso de liarse con un chico y ya está, se siente mal, muy mal y acaba dándose cuenta de que ella no es así, y que da igual lo que piense el mundo. Incluso Luca, que la anima en ese aspecto le dice que ella no es así, que no es algo propio de ella, no es su forma de ser. Esta es una parte que hay que interpretar ya que muchos seguramente dirán que a Carlotta se la pinta como la pringada y blablabla por querer esperar al príncipe azul y yo creo que no, opino que más bien lo que se critica es eso, que por no querer tener líos de una noche ya eres una pringada para la sociedad y creo que Amabile quiere dar el mensaje de que no, de que cada persona es de una manera y que el amor y las relaciones tienen distintas visiones. Es más, yo diría que hasta critica más el tema de liarse con alguien diferente cada noche que el tema de esperar. También se trata el típico tema de "como estás soltera vamos a emparejarte con un montón de personas hasta que salgas con una". Además, si tuviera este punto machista que otros lo ven pintarían a la hermana como una fulana por hacer lo mismo que Luca y no es así, sino que al menos lo que recuerdo del libro lo ponen como algo normal. 

En definitiva, es un libro divertido que os sacará de vuestras casillas. Yo lo recomiendo para las que estén en la veintena. Además, también considero que este libro hay que leérselo como una tontería que te lees para pasar el rato, no va a más. Es una historia romántica con sus más y sus menos.

1 comentario:

Carmelo Beltran Martinez dijo...

No tiene mala pinta. No es el género que suelo tocar, pero... siempre es bueno abrirse a nuevas experiencias.