24/4/16

Diario de un vampiro en pijama


El otro día fui a la biblioteca y en un montón vi este. Lo primero que me llamó la atención fue el color, que parece que está gritando, y lo segundo el autor. Mathias Malzieu es un francés que me enamoró desde que lo leí por primera vez, hace ya unos años, y que descubrí gracias a mi profesora de francés (no penséis que sé el idioma, soy una negada, pero ella era maravillosa, y una gran lectora). Aún tengo pendiente El beso más pequeño, su anterior libro, pero es una novela que estoy esperando a que sea el momento adecuado para leerla. Porque con Malzieu es lo que ocurre, tienes que leerle cuando sientas que tienes que hacerlo, y algo me dijo que Diario de un vampiro en pijama tenía que ser leído ahora. Y no me equivocaba. Estoy escribiendo esta reseña con Dionysos, su grupo, y creo que es la banda sonora perfecta.

Malzieu esta vez no publica una novela, sino una obra de no ficción en la que habla de lo que le ocurre desde que le dan los malos resultados de un análisis de sangre hasta que se recupera. Gracia a este libro descubrimos una enfermedad bastante rara de la sangre y observamos, a través de los ojos del autor, cómo se evapora su vida mientras los médicos, a contrarreloj, tratan de salvársela. Malzieu se agarra a la vida con fuerza, sin darse por vencido y luchando contra la Dama Ocles, quien tiene la espada justo en su momento, esperando el momento de bajarla y llevarse al artista. Pasas con él esos meses de angustia entre la pena por lo ocurrido y la admiración por cómo sobrelleva algo tan difícil con tan buen humor, y le acompañas en este viaje doloroso donde, el objetivo, es salvar la vida.

Está escrito de una forma casi poética, muy fiel a sus anteriores libros, lleno de metáforas. Cuando describe a los pacientes, con los que comparte momentos de espera, lo hace de una forma tan bonita y fantástica, porque no hace las típicas, él te los identifica con otras personas o cosas, como con un Walt Withman vestido de chándal. Además, es bonito ver cómo de presentes tiene sus libros, porque hay ciertos momentos que le recuerdan a sus personajes, y es curioso ver cómo algunas situaciones que les hizo sufrir a ellos ahora las vive él.

Diario de un vampiro en pijama es un libro maravilloso, que hace que tengas ganas de comerte el mundo, que te hace soñar y volar, que hace que te des cuentas de que la vida son dos días y que hay que vivirla. Que jamás hay que perder la esperanza. Y, sobre todo, que te hace ver el lado más humano de Mathias Malzieu. Músico. Escritor. Superviviente.

No hay comentarios: