28/4/16

Encuadernación, cine independiente y presentación de Miqui Otero

Hoy quiero hablaros de tres cosas que he hecho bastante interesantes esta semana, dos acompañada, en las que me lo pasé bastante bien. En un mes empiezo los exámenes y estoy aprovechando de mis últimos momentos de libertad (aunque el 15 de mayo va a ser impresionante y no me voy a perder el evento que tengo por nada del mundo). Bueno, que no me voy a enrollar, voy al asunto de la entrada.




La semana pasada acudí un taller de encuadernación, parte de unas jornadas que organizó una biblioteca, y yo me apunté la primera. Era gratis y nos enseñaron a hacer encuadernación japonesa y encuadernación rústica. La japonesa es la marrón, que me costó usar toda mi fuerza para pasar el maldito hilo por los agujeros (no veáis lo que cuesta), y la rústica evidentemente es la otra, que me gustó más y que es la que se suele usar para libros, cuadernos, etc. No hace falta mucho material para hacerlos: aguja plana, hilo especial, papel, cartulina, cola. Me lo pasé muy bien, lo hice con las becarias de la biblioteca y con un profesor italiano maravilloso. Hablamos de todo un poco y nos reímos un buen rato porque o no nos enterábamos, o se rompía alguna hoja o algún desastre que hacía que el italiano se riera de nosotras y hablara en su idioma.


El jueves por la noche, un amigo me dijo que ponían dos películas independientes gratis (que al final no fueron gratis, pero eso lo hablamos ahora) en inglés con subtítulos, y yo dije ¡por qué no! Además, en una de las películas salía Alexander Skarsgård, actor que interpretó a Eric en True blood (mi fav de los libros/serie), por lo que había más motivos. Las películas resultaron ser Diario de una adolescente y Grandma. Nuestra intención fue ver sólo la primera, y con ese pensamiento fuimos a merendar  una cafetería maravillosa donde hacen unas cosas riquísimas (no pudimos evitar hacer una foto a nuestra merienda, a sus gafas y al libro que me regaló). Total, que cuando llegamos al cine, que es uno maravilloso donde ponen películas de este tipo, vimos que cada película era 2,5€ pero que ver las dos nos salía por 4€. Tuvimos uno de esos momentos tan estúpido (y cliché) de "qué hacemos, sí, no, tal vez, ¿nos atrevemos?" que parecía que estábamos haciendo cualquier cosa menos comprar dos entradas. Total, que las compramos y nos tiramos desde las nueve y media hasta la una en el cine. ¿Nos gustaron las películas? En la primera nos reímos, la segunda no estaba mal pero teníamos tanto sueño que casi me duermo yo, y él supongo que también.


Y ayer le dije a mi amigo "hay presentación, voy a ir, ¿vienes" y él me dijo "vale, pero te descargas el LOL para jugar conmigo" y yo "bueno, vale, si no hay más remedio" y él "bien, y me invitas a café" y yo "bueno, si no hay más remedio" y acabamos a las siete y media en la presentación de Miqui Otero. Creo que es una de las presentaciones que más he disfrutado, el autor es un auténtico encanto y nos habló de su novela, de que se pone el pijama, llenándolo de pipas, para escribir (y sólo así vestido se toma en serio), de que se fue a un monasterio para escribir, de sus personajes, de las chicas vainilla (que son esas que se aferran a un sabor y son fiel a este toda su vida), de lo bien que le trata la editorial (que es mi fav, y en la que espero trabajar algún año), de que su madre plancha mientras escucha a Julio Iglesias y que cuando va a verla se lleva tuppers a casa, de que casi le pega el novio de una chica por estar mirándola en una pista de patinaje sobre hielo, que lee a jóvenes escritores, que quiere a sus lectores (hay comprado el libro, o lo hayan robado), que de las que ha escrito esta es la que más le gusta, de que no se toma en serio a sí mismo, de que ha hecho un homenaje a los padres (porque en casi todas las novelas actuales o les matan o son horribles) de Brais, de los Rayos... me hizo reír muchísimo, y es el culpable de que tenga en la cabeza una imagen de él con su camiseta de Barcelona '92 paseando por Santander. Te prometo que la próxima vez llevaré un libro tuyo para que me lo firmes.

2 comentarios:

P. Sawyer dijo...

¡Hola, Loreto!

Me da súper envidia lo de la encuadernación. Siempre he sido amante del material de papelería y más de una vez he pensado en hacerme mi propio diario/agenda, así que habría estado genial asisir.

Pinta increíble la pastelería, ¿dónde es? Lo del cine es muy normal para mí XD Me cuesta horrores tomar decisiones tontas.

No sé quién es Miqui Otero pero lo de que se fue a un monasterio a escribir me ha ganado. Lo buscaré. :D

En respuesta al comentario que dejaste en mi entrada sobre cómo ser editor... ¡Mucho ánimo! Con ganas e ilusión, se llega a todo, ya verás :)

¡Un besote!

Miss Darcy dijo...

¡Buenas tardes, Sawyer!

Te habría encantado asistir porque fue súper divertido y te sientes feliz cuando ves que has sido capaz de hacer eso. Quizás un día grabe un vídeo de cómo se hace.

La pastelería es en Cantabria, está por unas calles que no me metería sola jamás porque da miedo xDD pero el sitio merece la pena, es todo casero y el servicio es una maravilla.

Pues Miqui Otero es un amor, aún no he leído nada de él (vergüenza debería darme) pero es maravilloso hablando.

Y si llego a ser editora ¡te avisaré! Que tengo unas ganas terribles. Un abrazo enorme enorme