24/5/16

Cosas que hacer antes de los 30 años

Hola a todos, ¿qué tal estáis? Yo muy bien, hasta arriba de estudiar pero bien (ya queda menos). Total, que hace un tiempo os hablé de las ciudades que quiero visitar a lo largo de mi vida, en plan o las visito o las visito, y sé que a muchos estas cosas os interesan más bien poco pero me gusta hablar de ello, creo que son interesantes. Y todos tenemos alma de cotilla, no mintáis que sabéis que sí. Así que hoy, para hacer un descanso mental, he decidido hablaros de las cosas que quiero hacer antes de los treinta años. ¿Por qué antes de los treinta? Porque prefiero marcarme objetivos a cierto corto plazo (y porque la lista de 10 cosas por hacer antes de morir me parece corta y es un tanto macabra). Resumiendo, que si no me enrollo, hoy os voy a hablar de esto.


1. Quiero ver en directo a:
  • The lumineers: se ganaron mi corazón allá por el 2012 y su música me gustó nada más oír los primeros segundos de Ho Hey, el grupo lleva desde 2005 pero es que antes no me daba por oír este tipo de música (un día os voy a hablar de mis cantautores favoritos de folk). Su último cd es fantástico. Quiero ir a verles. Bailar. Y cantar sus canciones con ellos.
  • Stu Larsen: no sé ni qué decir de Stu Larsen. Este hombre es maravilloso y lo descubrí el año pasado de casualidad, en una de esas tardes en las que me suelo poner a oír vídeos de Folk de gente a la que en España pocos conocen (fans de Larsen, alzad la mano conmigo). Me encantan sus canciones, su voz, el rollo que lleva y en mis redes sociales le tengo en portada porque me encanta.  
  • Passenger: cuando le oí por primera vez no me gustó, ni la segunda ni la tercera. No sé por qué. Quizás porque no era el momento de que me gustara, pero un día escuché I hate. Y me encantó, me hizo reír, y escuché esa canción un montón de veces. Total, que hace un par de años Michael Rosenberg se convirtió en uno de mis cantantes favoritos y suelo escucharle casi todos los días, aunque sea dos canciones. Estoy deseando ir a un concierto suyo porque es muy especial para mí.
  • Alguno pensará que por qué no he puesto a Mumford. Pues veréis, porque ese grupo está en mi lista de ver antes de los cuarenta. Poco a poco. 
2. Quiero escribir:
  • Un guión: muchas veces suelo decir que tengo una mente un poco cinematográfica. Si os lo explico vais a pensar que estoy loca, así que vamos a dejarlo para otro día que por hoy tenemos bastante. Total, que llevo viendo películas desde que era un bebé, y desde hace tiempo tengo ganas de hacer un guión de algún corto, de algún relato que he hecho, porque cuando me imagino una historia siempre la veo en mi mente como una película pasando muy rápido. Total, que igual no ve la luz del día pero es algo que necesito hacer. 
  • Tres libros: ¿Por qué tres y no cuatro o cinco? No lo sé. Tres. Creo que es un buen número Ahora tengo 21 años (y medio) así que tengo tiempo, pero no quiero agobiarme. Oh, y no es escribir por escribir, es escribir y publicar así que veremos si puedo o no. 
3. Ir a:
  • Londres, a la catedral de St. Paul: ¿por qué? Porque siempre que escucho la canción de Mary Poppins de la mujer que alimentaba a las palomas lloro. Así que quiero ver ese sitio, aprovechando que voy a Londres. Además, me encantan las catedrales británicas, son preciosas. 
  • Shakespeare and company: es una librería independiente de París, quiero ir desde secundaria y es que es un sitio que tiene que ser muy especial. Muchos escritores han ido a verla, se han quedado a dormir y han encontrado un refugio al que ir cuando se encontraban perdidos en una ciudad que no era su casa. Por favor, qué profundo me ha quedado eso. Total, que quiero ir. 
  • Escocia: desde hace un tiempo he ido descubriendo Escocia a partir de reportajes, libros, cantantes, y si ya me gustaba antes (el gaélico escocés, la ciudad subterránea, las tierras altas...) cada vez me gusta más. Ya sé que yo soy muy de ciudad, y a mí lo del campo pues como que no, pero es que Escocia tiene algo que me llama, algo que hace que quiera pasarme allí años. Total, que ojalá vaya allí pronto. 

4. Comprarme una réflex: me gusta sacar fotos, mucho Muchísimo. Si hubiera hecho bellas artes, en cuarto habría tirado para fotografía porque es algo que me encanta desde pequeña. Y creo que se me da bien (recuerdo que de pequeña a mis padres les "fastidiaba" que ellos se tiraran tres siglos para hacer una foto y les saliera mal, en cambio yo lo hacía en dos segundos y me salía muy bien). Con los años hice uso de mi digital hasta que un día se rompió y entonces decidí que la siguiente mía sería una réflex. Y no por postureo ni nada de eso, tampoco la quiero para el blog, sino que realmente me gusta como saca las fotos y creo que puedo sacarle mucho partido (sobre todo aprendiendo a utilizarla bien). Es más, me alegra que se haya puesto "de moda" porque han hecho algunas bastantes accesibles en cuanto a precio, así que mejor para mí. Me han dicho que me compre una compacta, aprenda a usarla y me coja luego la otra, pero, sinceramente, voy a acabar comprando la réflex porque es la que realmente me gusta como cámara así que mejor me la compro y aprendo a usarla, que lo otro me parece tontería y pérdida de tiempo.

5. Trabajar en una editorial: no es ningún misterio que quiero ser editora, es algo que tengo bastante claro desde hace un tiempo (sobre todo desde que descubrí que hay un montón de cursos para eso) y ya tengo seleccionado el sitio donde quiero ir a aprender a serlo. La razón de que estudie filología inglesa es esta y, poco a poco, voy a intentar ir haciendo los cursos de Cálamo y cran sobre lector editorial, corrección y tal para ser una buena editora. Antes de los treinta quiero trabajar en una editorial española. Antes de los cuarenta quiero trabajar en una británica (escocesa al ser posible) y tener la mía propia (pero de esto no os voy a hablar porque no solo yo estoy implicada en el proyecto).

6. Ver The tempest: bueno, puede ser esta obra como cualquier otra. La cosa es dónde quiero verla. ¿En un teatro? No, quiero verla en la calle como en Sólo un día de Gayle Forman. Quiero oír recitar a alguien la obra de Shakespeare sin tener que ser en un teatro. Me encanta este autor tanto como dramaturgo como poeta y sería muy especial.

7. Vivir un San Jorge (Sant Jordi) en Barcelona: ¿por qué ahí? Porque dicen que es muy especial, que es una maravilla pasear por la feria ese día. Ojalá lo haga como escritora, pero si no lo haré como lectora y será muy especial. Por cierto, mis rosas favoritas son las típicas rojas. Pero rojas oscuras. O rosas no muy rosas.

Total, que estas son las cosas que quiero hacer antes de cumplir los 30. ¿Y vosotros? ¿Qué queréis hacer?

PD: El viernes reseña de Cómeme si te atreves.

No hay comentarios: