11/6/18

Soñar bajo el agua de Libby Page

¡Ya tengo ordenador! Gracias a mi hermano vuelvo a tener ordenador así que ya puedo volver a actualizar el blog con cierta frecuencia. Además, también voy a leer más porque estoy de vacaciones. No os puedo decir qué días voy a publicar entrada, pero espero que sea una o dos veces por semana. Y hoy vuelvo con una reseña de un libro que pedí en Edición Anticipada.

Rosemary es una viuda de 86 años que ha vivido en el barrio de Brixton, en Londres, toda su vida. Allí ha visto cómo cerraba la biblioteca en la que trabajaba y cómo la frutería se convertía en un bar de moda. Cuando la piscina local a la que acude desde que era una niña, y en la que se enamoró de su marido, se ve amenazada también, Rosemary sabe que este puede ser el principio del fin.

Kate es una joven reportera del periódico local y desde que se mudó a Londres se encuentra perdida en una ciudad que siente demasiado grande... y demasiado hostil. Pero cuando, con la ayuda de un encantador fotógrafo, Kate investiga un poco en la historia de la piscina de Brixton se da cuenta de que esta es la oportunidad que ha estado esperando.

Porque, juntas, Rosemary y Kate están dispuestas a resistir y a demostrar que la piscina no es solo un lugar para nadar. Es el corazón de una comunidad y harán lo que sea para protegerla.


Siempre he sido más de piscina que de playa porque lo que a mí me gusta hacer es nadar. Algo que pocos saben es que el deporte que más me gusta es la natación, me encanta hacer largos, sumergirme en el agua y tocar la pared de la piscina. ¿Sabéis esa gente que va a la playa con gafas de bucear? De niña, yo era una de esas. Me las llevaba porque lo que quería era nadar y nunca he soportado que se me meta el agua en el ojo. Lo curioso es que al principio no me hacía mucha gracia porque pensaba que iba a ahogarme. Llevo muchos años sin nadar porque desde que me mudé no encuentro una piscina que me convenza y no sabéis cuánto lo hecho de menos. Este libro me lo ha recordado.

Soñar bajo el agua es una declaración de amor a la natación, a las piscinas al aire libre —yo os reconozco que soy de piscina cerrada— y a los recuerdos. Con Rosemary y Kate paseamos por unas zonas de Brixton y conocemos las tiendas del barrio de toda la vida, enamorándonos de sus habitantes. Y lucharemos junto a ellas, deseando con todas nuestras fuerzas que no cierren la piscina. La novela trata de que el ayuntamiento va a vender la piscina pública a una empresa privada y la gente que va allí no quiere porque tiene un valor sentimental para el barrio, así que intentarán convencer al ayuntamiento para que no lo haga.

Con Rosemary, una señora de ochenta años que lleva nadando ahí toda la vida, conoceremos la piscina a lo largo de los años, incluso durante la segunda guerra mundial. Además, seremos testigos de su gran historia de amor pues Rosemary tuvo su primera cita con su marido en la piscina y cada día fueron juntos a nadar, viviendo momentos maravillosos e inolvidables. Sus partes son dolorosas, porque es una mujer que adora esa piscina y para la que es muy importante ese lugar porque lo es todo para ella. Sin ese lugar, para ella la vida pierde el sentido. La piscina es el sitio al que va cada mañana, donde se reencuentra con su fallecido marido, donde ve a la gente crecer... sin la piscina, no le queda nada.

En cuanto a Kate, ella nunca había ido a esa piscina hasta que le toca hacer un reportaje y es precioso ver cómo redescubre la natación, enamorándose de la piscina y utilizando el deporte como una terapia. Ella no es de Brixton, acabó allí por el periodismo y no le ha sido nada fácil relacionarse con otras personas. Ese artículo le abre las puertas a un mundo que ella desconocía y a lo largo de las páginas veremos cómo va abriéndose cada vez más, haciendo nuevos amigos y disfrutando de la vida, algo que llevaba tiempo sin hacer. Un tema que Libby Page trata con ella es la ansiedad —Kate lo llama pánico— y creo que lo ha mostrado muy bien, con bastante seriedad y dejando un mensaje: pide ayuda, no lo sufras sola.

Soñar bajo el agua es una novela preciosa y muy emotiva, nos recuerda la importancia de los recuerdos —nunca mejor dicho— y la necesidad de valorar las cosas cuando las tenemos, no cuando nos las quitan.

22/4/18

Qué he estado leyendo III TERROR Y FANTASÍA


1/2/3/4

Ladrones de libertad de Iria G Parente y Selene M Pascual: tercera entrega de la saga de Marabilia aunque se puede leer de forma independiente, aún así os recomiendo que os leáis los otros antes para que sufráis más. Este libro me ha gustado muchísimo por todo los temas que trata y por lo bien que lo hace. Los personajes de sus novelas cada vez están mejor construidos y la historia me parece muy entretenida. Esta vez nos vamos al mundo de los piratas, aunque sigue habiendo conspiraciones palaciegas en la trama porque es algo que nunca falta en sus historias. Un detalle que me gusta mucho es cómo entrelazan sus historias, todas están unidas de alguna forma y me parece precioso reencontrarnos con ciertas personas en cada historia. Sus diálogos son fluidos y su estilo cada vez es mejor, fruto de todas las horas que se pasan escribiendo porque publican varias historias al año y eso se nota, para bien, claro. Esta historia fue escrita cuando Iria no estaba en un buen momento y se nota bastante en uno de sus personajes, para ser más específica diré que en mi favorito. Una novela preciosa. Un abrazo enorme a las dos, sobre todo a Iria. Ojalá navegar a bordo de ese barco, cuánto me han hecho reír a lo largo de las páginas. Esa página, por cierto, no se la voy a perdonar nunca. Qué se le va a hacer.     

The raven boys I, II y III de Maggie Stiefvater: con esta novela me ha pasado que he ido un poco en plan montaña rusa, de repente me encantaba pero luego se fastidiaba y así una y otra vez, pero el resumen es que me ha gustado. Las tramas con videntes me gusta un montón y esta los tiene, así que yo he estado los tres libros disfrutando como una niña pequeña cada vez que salía la familia de Blue. La historia tiene de todo un poco, fantasmas, videntes, gente mala y temas peliagudos que la autora trata más o menos. Hay ciertos personajes que no soporto pero eso no hace que disfrute menos de la novela, solo que tenga ganas de que tenga un trágico accidente... En el tercero hubo un trozo de trama que me sobraba del todo y que creo que se sale completamente del estilo de la novela, me sacó completamente del ambiente que crea con el resto de cosas y no entiendo qué hacen ahí. Espero que el cuarto me resuelva algunas dudas. Otro problema es que Maggie no te explica ciertas cosas importantes, las deja ahí colgadas o pasan porque sí, como si le hubiera dado pereza explicarlo. A ver cómo cierra la historia en el cuarto. 

Jurassic Park de Michael Crichton: soy una miedosa y yo la película non me la vi de pequeña porque me daba muchísimo miedo, pero a principios de año me vi una de las películas de la saga y me encantó, no me dio mucho miedo así que cuando vi este libro en la librería lo compré. Me ha gustado muchísimo y me alegro de haberlo leído ahora porque creo que antes no lo habría disfrutado. Me gusta que a lo largo del libro haya un montón de explicaciones para que te enteres bien de lo que pasa, sin sacarte en absoluto de toda la movida de lo que ocurre en el parque. Me mantuvo en tensión todo el libro, sobre todo porque yo necesitaba que los niños estuvieran bien —la niña tampoco es que me ayudara a relajarme, qué pesadilla de niña pequeña. Hay ciertas cosas que son un poco increíbles pero no me molestaron. Hay ciertos detalles que me molestaron pero no les doy mucha importancia porque la novela fue escrita en los noventa y creo que están corrigiéndolas en las películas. Hay otro libro, si me animo a leerlo ya os contaré. 

El exorcista de William Peter: le dije a Álvaro que no me había leído el libro ni vista la película así que me lo dejó —ese día intentó prestarme casi todos los libros de su casa, pero solo me llevé tres— y me lo leí en un par de días porque no podía despegarme de él. Bueno, qué miedo de libro. No pienso volver a reírme de las posesiones demoníacas, no vaya a ser que me pase algo y a ver quién se ríe de esto. Qué miedo. Qué tensión. Y qué asco. Eso sí, me ha pasado lo que nos pasa siempre con este tipo de historias: he gritado al libro. Estaba en el salón leyendo y a veces gritaba a la gente del libro en plan "PERO QUE SU COLCHÓN SE MUEVE, QUÉ HACES LLEVÁNDOLA AL MÉDICO, LLÉVALE A UNA IGLESIA A QUE LA BAÑEN EN AGUA BENDITA O ALGO". Me he puesto muy nerviosa leyendo esta historia, en serio. He sufrido mogollón y me he desesperado porque veía que nadie hacía nada, solo medicarla y yo quería que hicieran algo que funcionara bien. El único problema que he tenido con este libro ha sido el final, que me ha dado la sensación de que el señor se ha cansado de escribir y ha decidido terminar el libro sin más, con una porquería de final. Pero ignorando el final, menuda novela. Impresionante. A ver cuando tengo el valor de ver la película. 

20/4/18

Qué he estado leyendo II NO FICCIÓN


1/2/3/4

Virginia Woolf. Vida de una escritora de Lyndall Gordon: no sabía muy bien qué esperarme de esta biografía.La quería desde que salió y en reyes me la regalaron, aunque no pude leerla hasta marzo. Este libro no es una biografía normal, no nos cuenta su vida de forma cronológica si no que nos cuenta su vida a través de lo que escribió, nos habla de lo que Virginia nos cuenta sobre su vida en sus diarios y en sus novelas, enseñándonos a ver su obra de una manera distinta y haciendo que al leer sus libros sepamos ver dónde está Virginia, que fragmentos de su vida ha metido. Con este libro descubrimos toda la vida de Virginia, las partes buenas y no tan buenas, las partes felices y las tristes, habla de todo lo que le hizo ser quien es. Nos habla de la escritora, de la mujer que escribía de pie y a la que le gustaba divertirse. Nos habla de Virginia, la mujer que cambió la literatura para siempre. Algo que siempre he pedido es que no se reduzca a una persona a su enfermedad y en esta biografía  la escritora no lo hace. Gracias por este homenaje tan bonito. 

Jane Austen en la intimidad de Lucy Worsley: como todos sabéis, soy una loca de Jane Austen y era inevitable que leyera este libro. Me lo regalaron también estas navidades y en marzo me lo leí, disfrutando de cada página. Es una biografía muy diferente pues parece que estás leyendo una novela. Creo que a Jane le había encantado leer esta biografía porque le hace muchísima justicia. Lucy nos habla de muchísimas cosas de la vida de Jane, recorre toda su vida desde que nació hasta que murió con bastante humor austenita. Recuerdo que mientras lo iba leyendo me reía sola porque me imaginaba la situación en mi cabeza y era bastante gracioso, dentro de la tragedia. Leyendo esta biografía entiendes de dónde se sacaba todas esas historias de su cabeza. Eso sí, aunque está hecha de forma graciosa no está edulcorada, es decir, nos habla de las cosas malas y de las buenas, porque la vida de los Austen no fue estupenda, tuvieron bastantes problemas económicos y tampoco era la relación familiar tan idílica como sale en la famosa película. Si bien es cierto que el padre de Jane estaba bastante orgulloso de su hija y le apoyó, el resto de su familia jamás la consideró la escritora de la familia, y hay muchas cosas de su vida que intentaron ocultar. Recomendadísima. 

La vista desde las últimas filas de Neil Gaiman: me lo acabo de terminar y me ha gustado muchísimo. He tardado un montón en leérmelo porque con Gaiman siempre me pasa lo mismo, me encanta cómo escribe pero necesito mi tiempo con él, sobre todo para asimilar lo que me cuenta. ¿Por qué? Pues no lo sé. En este libro nos encontramos con un montón de prólogos, artículos, discursos... que ha dado Gaiman a lo largo de varios años y en el que nos habla de todo un poco (música, cómics, amigos, escritura...). Nos pide que creemos arte del bueno, que escribamos y que luchemos por lo que queremos y nos habla de un montón de cosas interesantísimas. Ha sido un placer leerle, saber su opinión sobre ciertas obras o escritores. Gaiman es una persona con la que comparto algunas opiniones —ambos pensamos lo mismo de la piratería— y cuando leo las cosas que escribo siempre me siento a gusto, aunque me tome mi tiempo para disfrutar de sus libros. Si os gusta este señor os lo recomiendo mucho y la edición española es una preciosidad, merece la pena comprársela. 

Un gato callejero llamado Bob de James Bowen: el año pasado me vi la película y hace unas semanas, no recuerdo cuando, me topé con este libro en la librería y me lo traje para casa porque me apetecía que fuera el propio James quien me contara la historia. Como siempre, en la película se inventaron cosas para darle más dramatismo a la historia y hay ciertas cosas que James no nos cuenta. Él nos habla de cómo encontró a Bob, de lo mucho que le cambió la vida y de todo lo que hizo para mantener a ese gato a salvo y sano, dándose mucho cariño mutuamente y queriéndose un montón. James es un músico callejero que se encontró a un gato pelirrojo en el descansillo de su piso, estaba rehabilitándose porque era drogadicto y le habían dado un piso para que fuera reincorporándose poco a poco a la sociedad otra vez. Gracias a Bob logró hacerlo, no volvió a recaer y completó la desintoxicación, estando completamente limpio. Desde entonces ha escrito varios libros sobre Bob, sigue libro y tiene el suficiente dinero para vivir. Además, participa en un montón de causas benéficas. Espero que le vaya muy bien. Y espero que vosotros leáis este libro tan bonito.