25/7/17

La tempestad



"We are such stuff as dreams are made on, and our little life is rounded with a sleep"

La tempestad es mi obra favorita de Shakespeare. Antes de estudiarla en la universidad no me llamaba demasiado pero cuando la redescubrí se convirtió en mi obra favorita de este autor. ¿Por qué? Bueno, espero que tras leer esta entrada veáis por qué me gustó tanto. 

The tempest o la tempestad es la última obra que escribió Will y se la ha considerado su testamento literario, siendo uno de los motivos la posible identificación del autor con el protagonista y mago de la obra. ¿Por qué? El mago utiliza su poder para crear mascaradas y mover a los personajes como el quiere. Incita a los sueños e invita a los lectores a hacer estos suyos. En el epílogo habla a la audiencia y Will se involucra. Es él hablándonos a nosotros sin magia ni artificio alguno, haciéndose más débil la fuerza de Will y recordándonos que los espectadores son la fuerza de las obras. 

¿De qué va la tempestad? Pues hay una fuerte tempestad en el mar y un barco naufragia en una isla perdida del mundo y que es bastante pequeñita. En esa isla viven Próspero, un mago, y su hija Miranda; Ariel, un espíritu alado, y Caliban, un nativo deforme y monstruoso que es esclavo de Próspero. Miranda le pide a su padre que calme la tormenta que él mismo ha creado y él le tranquiliza en plan "hija mía, los del barco están a salvo, tú no te preocupes y déjame tranquilo" y le cuenta la historia de su vida —que no habrá tenido tiempo, porque vamos a ver se supone que viven ellos dos solos así que con quién más va a hablar— y le explica por qué ha creado la tempestad. Y bueno, a partir de ahí empiezan los enredos de la obra. 

¿Qué temas toca esta obra? La legitimación del poder y autoridad relacionado con los conflictos de subordinación, identidad y rebeldía, pues Próspero ha sido desterrado y en la isla intenta establecer su autoridad, gobernar sobre los nativos; contraposición entre la naturaleza en su estado primitivo, sin ser tocado por los humanos, y el arte o la cultura, relacionados con Próspero; y el descubrimiento y colonización de los nuevos territorios, pues Inglaterra estaba empeñada en ese momento en quedarse con Irlanda e hizo una campaña contra la isla, dando unos argumentos políticos y morales un poco regulares para salirse con la suya, además los indígenas eran algo exótico en aquella época aunque había dos formas de verlos, pues unos pensaban que eran unas bestias con conexión con el diablo y otros unos seres buenos que no habían sido corrompidos por los vicios —el ser humano es bueno por naturaleza, algo que defenderán los románticos en el siglo XVIII. 

Además, se establecen ciertas relaciones. Por ejemplo, la forma de Próspero y el rey James I de tratar a sus súbditos es similar. Ariel y Caliban representarán por una parte la petición de derechos y libertades y por otra el temor a la perdida de propiedad. ¿Qué tienen que ver estos con la realidad? Que era lo que les pasaba a los Comunes del Parlamento, temían perder los derechos y las propiedades que tenían. Caliban se puede ver como un ejemplo de lo que pasaría si les quitaban todo eso, aunque también puede ser la representación de los irlandeses que se levantaron contra la corona o la insurrección de los nativos en Virginia ante la presencia de los colonizadores. Además, los nativos eran vistos como seres salvajes, no siendo ni humanos ni bestias. Esto podría verse como una crítica por parte de Will a los hombres que iban de expedición en busca de fortuna, corrompiendo y humillando a los nativos. Caliban acusa a Próspero de arrebatarle su isla —años después, en la guerra entre vaqueros e indios, estos últimos acusaban a los hombres blancos de quitarles aquello que era suyo. Próspero también acusa a Caliban pero no de arrebatarle algo a él si no de intentar violar a Miranda y de utilizar un lenguaje abominable, desconociendo el inglés. Con ese intento de violación pasan dos cosas: Miranda puede ser vista como un cebo para que Caliban intente algo, creyendo que es consentido, para que él caiga rendido a ella y acusarlo después de violación y traición, sintiéndose avergonzado y sometiéndolo de esta manera para que haga lo que padre e hija quiera o puede ser una representación de las violaciones que sufrían las mujeres blancas por parte de los indígenas. De todas formas, Miranda y Caliban pueden igualarse en cuanto a que ambos son tratados como objetos para un fin. Miranda es utilizada para someter a un nativo y después para casarla y conseguir así más poder.

También hay una defensa del poder del arte y de la cultura pues el poder de Próspero es gracias a los libros y Caliban quiere arrebatárselos para así tener él ese poder y ganar al hombre que le ha tenido sometido. El arte y la cultura se vuelven un símbolo de la dignidad. 

El lenguaje utilizado en La tempestad es evocador, sensorial, hay imágenes conectadas con sensaciones y los sentidos físicos, logrando que te metas de lleno en la obra. El ritmo, a diferencia de otras obras, es ligero porque el pentámetro yámbico tiene abundantes encabalgamientos que hacen que la obra sea fluida. Además, hay una curiosidad y es que los nobles hablan en verso y los criados en prosa. Tiene sentido porque el verso es delicado y en aquella época tenía cierto estatus. 

Y después de leer todo esto os preguntaréis que por qué es mi favorito, pues veréis, es muy fácil: por todo lo que tiene esta obra de contenido. De lo que os he hablado en esta entrada es una mínima parte de todo el análisis que se puede hacer a esta obra, se puede hablar de muchísimas cosas más y me parece increíble. Además, me lo pasé muy bien leyendo esta obra y se nota la madurez de Will como autor. Es una maravilla y tiene tanta crítica en ella. Es como un bofetón a la sociedad de su época, en plan "lo estáis haciendo fatal pero mirad, os lo digo bonito y a ver si pilláis el mensaje, zopencos", quedándose tan ancho y muriéndose después. 

La próxima será la última entrada de Shakespeare por el momento y espero que os guste. Esta vez iremos a una novela histórica: Henry V. 

23/7/17

Como gustéis


"El juramento de un enamorado no tiene más fuerza que la palabra de un mozo de cervecería."

De Shakespeare lo que más se conoce son las tragedias pero también escribió comedias, entre otros géneros porque este hombre hizo muchísimas obras de teatro, y esta es una de ellas. En la comedia lo importante es el ingenio, humor, ironía, juegos de sentido y todo esto está en As you like o Como gustéis. Las obras cómicas de Will —ya os dije que íbamos a llamarle así en este blog porque es casi de la familia— exploran las relaciones entre los sexos, sobre todo la amorosa. Aunque en otras también habla de dinero, ambición, amistad... Os podría hablar de la roman comedy, new comedy, la comedia pastoril o de la renacentista pero daría para una entrada bastante amplia y me tiraría tres siglos pero si alguien quiere —decídmelo por twitter— puedo hacer entradas hablando de esta parte más teórica de la literatura, que también es muy interesante y a mí me gusta un montón hablar de eso. 

De esas comedias que he nombrado antes, As you like it pertenece a la comedia pastoril, teniendo varios rasgos de esta como un escenario natural, juego de identidades, tema amorosos, la dinámica de descubrimiento unida a la pérdida y a la recuperación. En cuanto a temas, habla de la relación entre los sexos, hay conflictos familiares en torno a una propiedad y a una herencia y también habla de política. 

¿Cuando se escribió la obra? Pues mirad, no se sabe exactamente, aunque está registrada en 1600 junto a otras obras suyas, aunque hay sospechas de que fue en 1599 por la referencia a Robin Hood y a Rosalynde de Thomas Lodge. 

¿De qué va As you like it? Oliver y Orlando son dos hermanos, hijos de un caballero que se ha muerto, y no se llevan pues el primero maltrata al otro. Mientras esto ocurre, un duque es desterrado por su hermano y se tiene que ir a vivir al bosque de Arden con algunos de sus cortesanos, viviendo en ese bosque como si fuera Robin Hood. El nuevo duque, el que ha echado al otro, se llama Federico y vive en un palacio junto a su hija Celia y a su sobrina Rosalinda, que es la protagonista de la historia. Rosalinda es la hija del duque expulsado pero no afecta a su relación con su prima. Hay un combate entre Orlando y otro y este gana, enamorándose de Rosalinda. Federico, que es un poco estúpido, decide desterrar también a su sobrina pero no le sale muy bien porque su propia hija decide seguir a la prima. Total, que para pasar desapercibidas deciden disfrazarse. Rosalinda se viste de hombre y se hace llamar Ganímedes y Celia se hace llamar Aliena y finge ser hermana de la otra. Touchstone, un bufón, las acompaña por si acaso —y para decir cosas que se supone que son graciosas. Federico se queda un poco loco porque dice "mi hija se ha largado con la idiota de mi sobrina, a ver qué hago ahora" así que les manda a buscar, sobre todo porque se cree que han ido a buscar a Orlando —porque el duque se piensa que las dos chicas son tontas y solo piensan en eso. Y bueno, en el bosque se monta una buena reunión porque por una parte está el padre de Rosalinda con su corte, por otra su hija con su prima y el bufón y ya por último Orlando, que ha huído de su hermano porque estaba hasta las narices del estúpido ese, que está con un criado algo mayor.  Y bueno, ahí es donde se desarrolla toda la historia, con enredos amorosos y políticos. 

El lenguaje de la obra es muy importante y alterna verso y prosa, predominando la rosa. Utiliza verso blanco porque da agilidad y naturalidad, además de ser muy libre y Will lo utiliza cuando están hablando de cosas serias. Por ejemplo, Federico lo utiliza cuando destierra a Rosalinda. El pentámetro yámbico —consta de cinco pies yambos con cinco sílabas acentuadas y cinco átonas— es utilizado cuando Orlando se dirige a Rosalinda. Silvius y Phebe, que son el arquetipo de pastores y que adoran este género, siempre hablan en verso. Rosalinda en cambio habla casi siempre en prosa, excepto cuando se dirige a Phebe. Ella, además, tiene un lenguaje muy ingenioso, ágil, espontáneo y se toma con humor la efusión romántica y las cursiladas que se decían en aquella época. 

La obra comienza en medio de un conflicto —in media res— y este desencadena una serie de oposiciones. Hay un conflicto con una herencia que deja a Orlando a merced de su hermano, pues él no es el primogénito; un conflicto político que se ve a través de las dos primas, pues el duque legítimo ha sido desterrado y el pequeño ha decidido quedarse con el puesto. Y bueno, hay cierto paralelismo porque por una parte Oliver quiere matar a su hermano —es el que le manda a pegarse con otro, aunque no se esperaba que ganara— y despide al criado de su padre, con el que huye Orlando. Por otra parte, Federico destierra a su sobrina Rosalind y además se ha librado antes de su hermano. 

Cuando Celia y Rosalinda huyen sienten que van en busca de la libertad, no sienten que han sido exiliadas, y sienten que gracias a los disfraces tienen un mundo enorme por descubrir. Celia se disfraza de una mujer pobre para librarse de todo lo que representa su padre y Rosalinda de hombre porque sabe que esto les va a dar mucha libertad. 

Hay una oposición en las parejas que sirven pues la pasión que surge entre Touchstone y Audrey es física y apegada a la tierra, no tiene ninguna pretensión de acabar en boda. Él es un cínico y ella una chica inocente. Celia y Oliver también se enamora y es una relación más propia de comedia pastoril. No es tan físico como el de los otros dos. Silvius y Phebe sirven de pretexto para hacer una parodia del amor no correspondido pues Phebe no le ama a él y se enamora completamente de Ganymede, el disfraz de Rosalinda. Y ya finalmente están Orlando y Rosalinda, que bueno solo os voy a decir que es una movida porque Rosalinda se aprovecha de su isfraz. 

Pasando a otro tema, que Rosalinda es la protagonista no se ve desde el principio si no que va creciendo su papel protagonista hasta ser el papel central de toda la obra, siendo su disfraz de hombre importante para esto pues le hace sentirse liberada. Este disfraz es importante porque nos hace ver la vulnerabilidad que tenían las mujeres como mujeres. Cuando Rosalinda se disfraza de hombre se atreve a criticar la política, se vuelve una líder y aprende a manejar las situaciones, tiene iniciativas. Se va volviendo una persona completamente diferente. 

Aunque bueno, toda la evolución que hay a lo largo de la novela y las aventuras y enredos dan igual porque al final todo vuelve a ser como era, pues los hombres vuelven a mandar, las mujeres se casan y todo es como antes. Las mujeres vuelven a estar bajo el mando de los hombres.

Yo os recomiendo que la leáis porque es divertida pero no os recomiendo ver la película, de la que he sacado esa imagen, porque aunque es divertida es una versión súper extraña ubicada en Japón que a mí me dejó un poco fría.