28/5/16

Cómeme si te atreves


Babia tiene diecisiete años, una guitarra, un gato que se llama Mousse de chocolate y unos cuantos kilos de más que el resto del mundo se empeña en recordarle. El verano toma un giro inesperado cuando Daniel Creek regresa a su vida, justo en el momento en el que ella acaba de aceptar ser la acompañante y casamentera de su prima Helena para ganar un dinero extra. Pese a las advertencias de su tía Gloria, Babia decide que solamente tendrá que pasar dos meses más aparentando y después no volverá a verles. Un inesperado giro de los acontecimientos hace que Babia, Helena y Daniel terminen trabajando en el mismo sitio durante todo el verano y... (corto sinopsis para que tenga más emoción el asunto y os entre la curiosidad)

Hace un montón que os quería hablar de este libro pero no he tenido prácticamente tiempo de nada. Me paso el día estudiando y los ratitos libres los dedico a escribir mi nueva novela, así que estoy hasta arriba pero he logrado, al fin, hacer un hueco para comentaros qué me pareció la primera novela de Daniel Ojeda. 

Yo cuando leí que le publicaban una novela
Suelo leer a Daniel por facebook y siempre he creído que tenía una sensibilidad especial y una forma de expresarse preciosa así que yo estaba esperando que publicara un libro. Cuando lo anunció me puse contentísima, hacía tiempo que no me alegraba tanto por alguien y estaba deseando leerlo ¿pero qué pasa? Que tenía (y sigo teniendo pero ssssh) un montón enorme de libros así que estaba esperando una ocasión especial para comprármelo sin sentirme culpable. Ese momento llegó el 23 de abril y, Daniel, creo que fue una compra maravillosa porque el libro, francamente, me ha encantado. 

Antes de nada quiero deciros que es una reseña completamente sincera, sabéis que hago críticas negativas cuando hace falta y que no me corto. Ejemplo de esas negativas son Grey en Bloggerizados, After y Besos entre líneas en este blog, y muchos otros más. Total, que os voy a hablar largo y tendido de este libro aaaaunque espero no hacerme eterna. 

Bien, lo primero que me llamó la atención fue la protagonista: Babia. Es cierto que últimamente las protagonistas están variando y no son todas chicas altas y guapas que hacen todo a la perfección pero es cierto que hay pocas Babias. Además, a medida que conoces a Babia te va gustando más y más porque es una chica normal y corriente, tiene sus momentos de subidón y sus momentos de poff que tenemos todos, es muy humana y me encanta. Además, como dirían en WeLoverSize, es una gordibuena de los pies a la cabeza ¡y no sabéis lo que me gustan los personajes así! Personas con un par de narices que no dejan que algo les frente. ¿Que le cuesta ponerse en bañador? Pues sí, como a todas, os aseguro que hasta a las chicas delgadas les cuesta esto porque ¡todos tenemos complejos! ¡Sorpresa!

Gracias por crear a un chico normal. Abrazo virtual YA



Y luego vino Daniel, a parte del resto de personajes, pero quiero hablaros primero de Daniel. Cuando salió el chico contuve la respiración. ¿Por qué? Porque me dan miedo los chicos que salen últimamente en las novelas, todos son chicos malos pero no en plan Jess Mariano sino en plan Jax Teller (por si no veis las series... uno es como Danny Zuko y el otro es como los motoristas violentos y malos, pero guapos, que salen en las series tipo Mentes criminales). ¿Y qué pasa con Daniel?  ¡QUE ES UN JESS MARIANO! AL FIN. Te quiero un montón por eso. A ver, me explico. Al principio del libro piensas "este es idiota", hace comentarios que hacen que quieras matarle y a medida que lees se convierte en un "es idiota pero me gusta",no en un "es un idiota, que alguien le meta en la cárcel" así que ¡bien hecho! Tiene sus cosillas, pero nadie es perfecto. Y os contaría más pero quiero que leáis el libro para que vayáis descubriéndolo todo porque tiene una historia dramática detrás.

Y también os quiero hablar de la prima, de Helena. Con esta chica Daniel me soprendió. Recuerdo que le escribí un privado hablándole del libro y mencionándole que no soportaba a Claudia y a Helena pero, páginas después, me llevé una sorpresa enorme y fue como "¡uuuh, cómo mola esta chica!". La prima es el típico personaje perfecto y maravilloso, y entra de sopetón en la vida de Babia porque la madre, Claudia, quiere que Babia haga de la amiga fea para que la chica destaque más y encuentre novio. Total, que la movida no le sale como se espera y... no diré más. Es un personaje que evoluciona muchísimo a lo largo de la novela y ha acabado siendo mi favorito. 

Y luego ya tenemos a las dos tías. Claudia, que es lo peor del mundo, no sé ni de dónde ha salido esta mujer y me pareció una bruja de cuidado. En serio, Daniel, si querías que la odiásemos lo has logrado. Y luego está Gloria, que es otra gordibuena maravillosa, que cocina de miedo y que me encantaría conocer. Además, con ella nos llevamos una "sorpresita", y me encantó cómo está metido el tema porque creo que lo ha hecho de la manera perfecta, así que muy bien. Además, es interesante comparar a las dos hermanas porque son completamente opuestas tanto en carácter como en personalidad, y te hace preguntarte cómo de una misma familia salen dos hermanas tan distintas. Oh, ¿y dónde están los padres? Pues muertos. Siento ser tan bestia (omg, me vais a decir que no tengo corazón por ser así de directa), pero es lo que hay. Y bueno, Babia y Gloria viven juntas y son lo mejor del mundo y tienen una casa impresionante. 

Vamos al tema trama. Me ha gustado. No es una trama chica se enamora de chico, chico odia a chica pero se acaban enamorando y acaban felices. NO. La historia va de una chica que quiere recuperar una reliquia que tiene el padre del vecino, e intenta robarla como sea. Intenta un movimiento de distracción TERRIBLE (Babia, en ese momento me caíste muy mal, aunque fue inteligente) y acaba castigada ayudando en la piscina junto al vecino (que está bueno) y la prima.  Y ha sido muy entretenida porque ves como ese intento de robo se acaba convirtiendo en algo más, y es algo precioso cuando vas descubriendo ciertas cosas. Además, la relación entre Daniel y Babia es horrible porque, de repente, un día él deja de hablarle. ¿La razón? Aaaaaah. Y, encima, él empieza a meterse con ella (en otros casos me haría ponerle una cruz al chico pero cuando  te pones a pensar entiendes por qué es y, aunque no te gusta, lo llegas a entender, aunque sigas sin estar de acuerdo)

A lo largo de las páginas veremos cómo los Babia, la prima y el vecino van evolucionando, cómo van madurando y resolviendo ciertos problemas, además de conocer historias paralelas que me han gustado muchísimo. Hay historia de amor, por supuesto, pero se desarrolla de una forma natural y tierna, y me ha encantado. Estoy segura de que Babia y Daniel seguirán en mi corazón muchísimo tiempo más

Y todo esto, unido al estilo precioso y emotivo de Daniel, forman un conjunto precioso. Para ser una primera novela me ha requetechiflado y espero leer muchísimas más cosas tuyas porque estoy segura de que me gustarán un montón. 

En definitiva, Cómeme si te atreves es una novela preciosa, con unos personajes maravillosos y que devoras gracias a la trama y a la prosa de Daniel Ojeda. Os lo tenéis que leer, ir a sus firmas en la feria del libro y darle mucho amor porque, entre que es un cielo de hombre y su libro es genial, se lo merece. 



Aquí tenéis las fechas y dónde va a estar. ¡Apuntadlo e id por mí, que yo estoy un poco lejos!

24/5/16

Cosas que hacer antes de los 30 años

Hola a todos, ¿qué tal estáis? Yo muy bien, hasta arriba de estudiar pero bien (ya queda menos). Total, que hace un tiempo os hablé de las ciudades que quiero visitar a lo largo de mi vida, en plan o las visito o las visito, y sé que a muchos estas cosas os interesan más bien poco pero me gusta hablar de ello, creo que son interesantes. Y todos tenemos alma de cotilla, no mintáis que sabéis que sí. Así que hoy, para hacer un descanso mental, he decidido hablaros de las cosas que quiero hacer antes de los treinta años. ¿Por qué antes de los treinta? Porque prefiero marcarme objetivos a cierto corto plazo (y porque la lista de 10 cosas por hacer antes de morir me parece corta y es un tanto macabra). Resumiendo, que si no me enrollo, hoy os voy a hablar de esto.


1. Quiero ver en directo a:
  • The lumineers: se ganaron mi corazón allá por el 2012 y su música me gustó nada más oír los primeros segundos de Ho Hey, el grupo lleva desde 2005 pero es que antes no me daba por oír este tipo de música (un día os voy a hablar de mis cantautores favoritos de folk). Su último cd es fantástico. Quiero ir a verles. Bailar. Y cantar sus canciones con ellos.
  • Stu Larsen: no sé ni qué decir de Stu Larsen. Este hombre es maravilloso y lo descubrí el año pasado de casualidad, en una de esas tardes en las que me suelo poner a oír vídeos de Folk de gente a la que en España pocos conocen (fans de Larsen, alzad la mano conmigo). Me encantan sus canciones, su voz, el rollo que lleva y en mis redes sociales le tengo en portada porque me encanta.  
  • Passenger: cuando le oí por primera vez no me gustó, ni la segunda ni la tercera. No sé por qué. Quizás porque no era el momento de que me gustara, pero un día escuché I hate. Y me encantó, me hizo reír, y escuché esa canción un montón de veces. Total, que hace un par de años Michael Rosenberg se convirtió en uno de mis cantantes favoritos y suelo escucharle casi todos los días, aunque sea dos canciones. Estoy deseando ir a un concierto suyo porque es muy especial para mí.
  • Alguno pensará que por qué no he puesto a Mumford. Pues veréis, porque ese grupo está en mi lista de ver antes de los cuarenta. Poco a poco. 
2. Quiero escribir:
  • Un guión: muchas veces suelo decir que tengo una mente un poco cinematográfica. Si os lo explico vais a pensar que estoy loca, así que vamos a dejarlo para otro día que por hoy tenemos bastante. Total, que llevo viendo películas desde que era un bebé, y desde hace tiempo tengo ganas de hacer un guión de algún corto, de algún relato que he hecho, porque cuando me imagino una historia siempre la veo en mi mente como una película pasando muy rápido. Total, que igual no ve la luz del día pero es algo que necesito hacer. 
  • Tres libros: ¿Por qué tres y no cuatro o cinco? No lo sé. Tres. Creo que es un buen número Ahora tengo 21 años (y medio) así que tengo tiempo, pero no quiero agobiarme. Oh, y no es escribir por escribir, es escribir y publicar así que veremos si puedo o no. 
3. Ir a:
  • Londres, a la catedral de St. Paul: ¿por qué? Porque siempre que escucho la canción de Mary Poppins de la mujer que alimentaba a las palomas lloro. Así que quiero ver ese sitio, aprovechando que voy a Londres. Además, me encantan las catedrales británicas, son preciosas. 
  • Shakespeare and company: es una librería independiente de París, quiero ir desde secundaria y es que es un sitio que tiene que ser muy especial. Muchos escritores han ido a verla, se han quedado a dormir y han encontrado un refugio al que ir cuando se encontraban perdidos en una ciudad que no era su casa. Por favor, qué profundo me ha quedado eso. Total, que quiero ir. 
  • Escocia: desde hace un tiempo he ido descubriendo Escocia a partir de reportajes, libros, cantantes, y si ya me gustaba antes (el gaélico escocés, la ciudad subterránea, las tierras altas...) cada vez me gusta más. Ya sé que yo soy muy de ciudad, y a mí lo del campo pues como que no, pero es que Escocia tiene algo que me llama, algo que hace que quiera pasarme allí años. Total, que ojalá vaya allí pronto. 

4. Comprarme una réflex: me gusta sacar fotos, mucho Muchísimo. Si hubiera hecho bellas artes, en cuarto habría tirado para fotografía porque es algo que me encanta desde pequeña. Y creo que se me da bien (recuerdo que de pequeña a mis padres les "fastidiaba" que ellos se tiraran tres siglos para hacer una foto y les saliera mal, en cambio yo lo hacía en dos segundos y me salía muy bien). Con los años hice uso de mi digital hasta que un día se rompió y entonces decidí que la siguiente mía sería una réflex. Y no por postureo ni nada de eso, tampoco la quiero para el blog, sino que realmente me gusta como saca las fotos y creo que puedo sacarle mucho partido (sobre todo aprendiendo a utilizarla bien). Es más, me alegra que se haya puesto "de moda" porque han hecho algunas bastantes accesibles en cuanto a precio, así que mejor para mí. Me han dicho que me compre una compacta, aprenda a usarla y me coja luego la otra, pero, sinceramente, voy a acabar comprando la réflex porque es la que realmente me gusta como cámara así que mejor me la compro y aprendo a usarla, que lo otro me parece tontería y pérdida de tiempo.

5. Trabajar en una editorial: no es ningún misterio que quiero ser editora, es algo que tengo bastante claro desde hace un tiempo (sobre todo desde que descubrí que hay un montón de cursos para eso) y ya tengo seleccionado el sitio donde quiero ir a aprender a serlo. La razón de que estudie filología inglesa es esta y, poco a poco, voy a intentar ir haciendo los cursos de Cálamo y cran sobre lector editorial, corrección y tal para ser una buena editora. Antes de los treinta quiero trabajar en una editorial española. Antes de los cuarenta quiero trabajar en una británica (escocesa al ser posible) y tener la mía propia (pero de esto no os voy a hablar porque no solo yo estoy implicada en el proyecto).

6. Ver The tempest: bueno, puede ser esta obra como cualquier otra. La cosa es dónde quiero verla. ¿En un teatro? No, quiero verla en la calle como en Sólo un día de Gayle Forman. Quiero oír recitar a alguien la obra de Shakespeare sin tener que ser en un teatro. Me encanta este autor tanto como dramaturgo como poeta y sería muy especial.

7. Vivir un San Jorge (Sant Jordi) en Barcelona: ¿por qué ahí? Porque dicen que es muy especial, que es una maravilla pasear por la feria ese día. Ojalá lo haga como escritora, pero si no lo haré como lectora y será muy especial. Por cierto, mis rosas favoritas son las típicas rojas. Pero rojas oscuras. O rosas no muy rosas.

Total, que estas son las cosas que quiero hacer antes de cumplir los 30. ¿Y vosotros? ¿Qué queréis hacer?

PD: El viernes reseña de Cómeme si te atreves.