1/1/19

Mis propósitos literarios 2019


Todos los años hago lo  mismo y casi nunca los cumplo todos, pero yo siempre lo intento porque me encanta pensarlos y ponerme unas metas. Lo bueno de esto, es que yo no soy de las que se agobia sino que lo ve como algo que puede hacer o no, depende de las cosas que tenga ese año por hacer y de lo que vaya pasando a lo largo del tiempo. ¿Queréis saber cuáles son?

Mis propósitos literarios del 2019


I. Mantener el ritmo de lectura: al fin he conseguido recuperar el ritmo de lectura y me encantaría seguir así, sobre todo porque tengo muchísimas ganas de leer cosas nuevas. 

II. Cómics: he empezado a leer otra vez cómics y tengo apuntados algunos a los que tengo muchísimas ganas.

III. Publicar en el blog: al menos una entrada cada dos semanas, me gusta mucho escribir entradas y últimamente no he tenido muchas ganas pero quiero recuperar esto. 

IV. Hacer algo en youtube: llevo un tiempo pensándolo y me encantaría empezar a publicar cosas en youtube, vídeos sobre lo que leo, sobre escritoras, acerca de Estudios ingleses...

V. Mantener las reuniones de creativas: he creado un grupo en el que nos reunimos escritoras e ilustradoras de entre 18 y 30 años, para darnos apoyo y estoy deseando mantener esto al menos una vez al mes. 

VI. Colaborar en iniciativas literarias: me encantaría participar en un montón de eventos literarios y actividades para acercar la literatura a la gente o dar a conocer a nuevas escritoras, pero esto no depende de mí. 

VII. Retomar los retos literarios: el año pasado me apunté a tres y por razones ajenas a mí (la biblioteca, que no tenía los libros) no pude terminarlos así que este año voy a intentar avanzar,

Acabar con mis pendientes


Este año he conseguido reducir mis libros pendientes y quiero reducirlos aún más. He conseguido no comprar casi libros, los que se han añadido a mis estanterías han sido regalos y muchas de mis lecturas las he cogido de la biblioteca. ¿Podría haberlos reducido a 0? Sí, pero ya sabéis que hay libros que hay que leerlos cuando realmente te apetece y no por obligación. ¿Conseguiré quedarme a cero?


1. Americanah de Chimamanda Ngozie Adichie: mi eterno pendiente. Me leí de ella La flor púrpura y me encantó, pero este no lo he terminado de coger en el momento adecuado. No es un libro para leer en el bus porque requiere mucha atención y es bastante gordito, así que es incómodo para leerlo de piel. Pero prometo que este año lo leeré.
2. El ruido y la furia de William Faulkner: lo empecé a leer pero me resultaba muy confuso, no acababa de entender la forma en la que estaba escrito. Este año estudié a Faulkner y creo que ya estoy preparada para retomarlo. Ya os contaré qué tal me va con él. 
3. How to be both de Ali Smith: me leí Accidental y no me gustó demasiado, su forma de escribir no me termina de convencer. He decidido darle una segunda oportunidad a sus novelas. 
4. The waves de Virginia Woolf: a esta mujer hay que leerla cuando es el momento y aún no he tenido el ideal para leer esta historia. He leído cosas de ella en 2018 y tengo ganas de seguir leyéndola. 
5. The complete poems de John Keats: como sabéis, es uno de mis poetas favoritos. Me compré este libro en Londres (gracias a él hablé con un inglés muy majo) y tengo muchas ganas de leer todo su trabajo. 
6. A portrait of the artist as a young man de James Joyce: no tengo, de momento, intención de leerme Ulysses porque siempre he leído de él que es todo estilo y poco contenido. En cambio, de esta he leído opiniones interesantes. Es un Bildungsroman y espero que sea mejor que el de DH Lawrence, la verdad. 
7. El mundo perdido de Michael Crichton: me encantó Jurassic Park y consiguió que me atreviera a ver la película. De pequeña me daba mucho miedo y ahora me he dado cuenta de lo que me he perdido. Espero que este sea igual de interesante.
8. El gigante enterrado de Kazuo Ishiguro: me leí Nunca me abandones hace un tiempo y me encantó, tiene una forma de contar las historias que me atrapa y tengo muchas ganas de disfrutar de esta historia.
9. Rojo y negro de Stendhal: me lo regaló un amigo una vez que llegó tarde y desde entonces lo tengo pendiente. No sé muy bien de qué va y me da un poco de cosa, pero espero que me sorprenda para bien. 
10. The awakening & selected stories de Kate Chopin: la estudié hace dos años y me pareció muy interesante. Me lo compré porque se suponía que era lectura obligatoria, pero lo quitaron así que ahí se quedó. Este año quiero leerla y descubrir que más cosas tiene que contarme.

Estos son mis propósitos, ¿y los tuyos?

31/12/18

Mi 2018 en libros


Resumen de Goodreads:

  • He leído  35.798 páginas y 113 libros.
  • Lo más corto que he leído ha sido un relato de T. S Elliot, The hollow men, y lo más largo Dulce y lejano, una novela de Libba Bray.
  • Lo más popular Little Women de Louisa May Alcott, lo han leído 1.545.476 personas. 
  • La nota media de todas las calificaciones es 3.6 (me he vuelto exigente).
  • La calificación más alta ha sido al tomo 4 de Sandman, un cinco. 
  • Mi primera reseña fue El maravilloso viaje de Nils Holgersson de Selma Lagerlöff.

Mi resumen:


Llevaba años sin poder leer tanto, la carrera me consume el tiempo y hasta ahora no he sabido cómo lograr compaginar las cosas que hacía en mi tiempo libre. Aún sigo sin ser capaz de encontrar el tiempo suficiente para sentarme y dibujar, pero he podido sentarme y disfrutar de un montón de libros. 

¿He cumplido los retos que me había propuesto? He cumplido uno casi por completo pero el resto no he podido, no porque no quisiera sino porque dependía de la biblioteca. Lamentablemente, las bibliotecas de mi comunidad autónoma (o al menos a las que yo puedo ir) no tenían la colección completa de los libros de Terry Pratchett, ni tampoco a las ganadoras de los nobel que yo quería leer. Esto no significa que no vaya a cumplirlos nunca, pero he decidido extenderlo un poco para darme tiempo a encontrar los libros porque tengo muchas ganas de leerlos. 

He leído los cuatro primeros libros de Mundo disco y me han encantado, son perfectos para distraerte y reírte. Nunca había leído a Terry Pratchett  porque tenía una idea muy distinta de sus historias y me alegro tano de haber estado equivocada. Ojalá tener su ingenio y humor porque me vendría muy bien para mis historias. Utiliza los esquemas de toda la vida y los convierte en algo diferente, mágico y gracioso.

También he leído un montón de historias diferentes, he tocado unos cuantos géneros diferentes y me he atrevido con los relatos. Además, he empezado a consumir y a producir novelas de terror. Lamentablemente, esto no ha hecho que me den menos miedo las películas de este género, pero sí que disfruto de un buen libro con algún susto. Y he descubierto a un montón de autoras e ilustradoras.

En cuanto a favoritos, no puedo elegir solo un libro si no que hay varios que me han gustado muchísimo. Este 2018 he disfrutado muchísimo con La librería de Penelope Fitzgerald, La flor púrpura de Chimamanda Ngozie Adichie, Una madre de Alejandra Palomas, La flor de fuego de Alba Quintas, la trilogía de los hermanos Kane de Rick Riordan, Ritos iguales de Terry Pratchett, Home Going de Yaa Gyasi, Una educación de Tara Westover, Piruetas de Tilly Walden, Cruzando el bosque de Emily Carrol... Y podría seguir la lista. He sabido elegir mis lecturas y pocos me han disgustado..

Y ya, por último, el libro más importante ha sido Ellas. Casi al empezar el año me llegó un mensaje de la editorial Insomnia diciéndome que me lo querían publicar y acepté. Salió a la luz a finales de junio y lleva ya medio año disponible. Estoy muy contenta, mis chicas han salido al mundo y hay personas que las van descubriendo día a día. Espero que le deis una oportunidad.



Este ha sido mi año, ¿y el vuestro cómo ha sido?

15/12/18

La casa de las puertas cerradas



Cerrar  todas las puertas. No abrir las ventanas. No hacer ruido. No salir de la habitación después de las 10. Ahora vivo con mamá y estas son las normas. Ella dice que es por sus dolores de cabeza pero yo sé que un espíritu deambula por los pasillos de esta casa. Hoy me ha visto, lo espiaba desde las escaleras cuando lo vi ahorcado, colgando de una viga en el salón. Tengo mucho miedo, pero sé que no podrá darme alcance en mi habitación. Si las puertas están cerradas el fantasma no podrá  tocarnos. Mamá dice que no hay ningún fantasma en la casa, pero yo sé que miente. No debo salir de mi habitación.



Esta novela es la segunda publicada por Helena y Vincent, una pareja de escritores, aunque fue la primera que escribieron juntos. Si bien en Humo y escarcha trataron el tema de los poderes, en este libro se alejan de esa fantasía y nos llevan a algo que no se trata demasiado en occidente: los hikikomori.

¿Qué son los hikikomori? El término se usa para referirse a aquellas personas apartadas de la sociedad que han escogido dejar atrás la vida social, suelen aislarse y encerrarse en un lugar sin salir de ahí. Yo había visto esto en el manga La melodía de las estrellas, uno de los protagonistas lo fue y a lo largo de los volúmenes vemos cómo se va reincorporando a la sociedad. Aquí os dejo un vídeo muy interesante sobre el tema. Es un tema complicado pero interesante, así que os animo a buscarlo para saber más del tema.

Tengo que decir que a mí este libro me sorprendió muchísimo porque yo me esperaba algo completamente diferente. Veía por donde tiraban las cosas, pero mi mente iba hacia otro lado, al evidente y cuando se descubre el pastel me quedé francamente sorprendida.

La historia está muy bien desarrollada y es interesante, consiguen atraparte e intrigarte, logrando que este libro te dure un suspiro. Los personajes también están bastante bien hechos aunque la voz narrativa del niño me parecía un poco más adulta de lo que debería ser, pero es algo sin importancia porque es increíblemente difícil escribir como ellos. Todo tiene la dosis necesaria de misterio y no hay nada que sobre, es decir, todo lo que sale en la novela tiene su uso en algún momento y eso me ha parecido genial. Además, no solo nos cuentan la vida del niño sino que también veremos lo que pasó antes, enriqueciendo la historia.

Volviendo a los temas, también tratan el del acoso escolar y han sido de los que mejor han tratado este tema. Lo han mostrado tal cual es, sin edulcarlo o romantizarlo. Crudo. Me ha costado leerlo, para qué voy a negarlo, porque hay ciertas partes duras y están tan bien hechas que sufres con el niño.

Y bueno, aunque es su primera novela cronológicamente, parece la segunda. Me ha gustado muchísimo y creo que tienen un gran futuro en la literatura. Tengo que admitiros que estoy intentando no hacer spoilers en esta reseña  y me está costando un montón, por eso he ido al grano y no me he enrollado tanto como otras veces.