22/6/15

It's kind of a funny story



Ambitious New York City teenager Craig Gilner is determined to succeed at life - which means getting into the right high school to get into the right job. But once Craig aces his way into Manhattan's Executive Pre-Professional High School, the pressure becomes unbearable. He stops eating and sleeping until, one night, he nearly kills himself. Craig's suicidal episode gets him checked into a mental hospital, where his new neighbors include a transsexual sex addict, a girl who has scarred her own face with scissors, and the self-elected President Armelio. There, Craig is finally able to confront the sources of his anxiety.

It's kind of a funny story fue llevada al cine hace unos añitos, y a España llegó como Una historia casi divertida. Yo me vi la película porque salía Lauren Graham, Lorelai Gilmore en la famosa serie de televisión, y me enamoré de la historia (y de Zach Galifianakis, que acostumbrada a verle hacer el idiota me conquistó con el papel que interpretó). La cosa es que no sabia que había libro y cuando me enteré necesitaba leerlo porque realmente la historia me había encantado.

La historia está basada en la propia experiencia de Ned Vizzini en un hospital psiquiátrico. Vizzini tenía problemas de depresión y estuvo internado cinco días ahí, y digo tenía porque el autor acabó suicidándose hace un par de años.

El protagonista sufre de ansidad porque está sometido a mucha presión. Quiere que sus padres estén orgullosos y hace todo lo posible por entrar a la instituto para los futuros ejecutivos y cuando le aceptan se masca la tragedia. Craig no estudia lo que le gusta y le cuesta muchísimo aprobar las cosas, no es igual que el resto de los alumnos y la presión que siente empieza a hacerle mella. Por más que estudia suspende, los trabajos no le salen bien, y no puede comer, ni dormir, ni hacer nada. Además, su mejor amigo sale con una chica que le gusta un montón. Y unas cuantas cosas hace que acabe queriendo suicidarse. Y aquí es cuando comienza todo. Llama a emergencias contando lo que quiere hacer y le mandan al hospital más cercano, para que acuda al aula del psiquiatría, y allí comienza todo.

Algo que he adorado de Ned Vizzini es su forma de escribir porque realmente lo hace de una forma maravillosa. Ha sabido transmitir muy bien su propia enfermedad, lo que él vivía día tras día, cómo se siente esa enfermedad que muchos se toman a la ligera. Vizzini creó una historia maravillosa que te ayuda a pensar en mil cosas. Además, sus personajes secundarios cobran vida en cada página y cada uno es igual que importante que el otro, porque todos tienen uns historia detrás que hace que estén ahí. Nos habla de las terapias, y de como Craig se va dando cuenta de lo que realmente le hace feliz. Nos cuenta cómo viven el momento de la comida, de los grupitos que se hacen (porque es como estar en una mini ciudad), del miedo que tienen algunos de salir al exterior.

Ah, algo que no os he dicho es que juntan el área infantil con el de adultos, porque el primero está en obras, así que Craig conocerá a Noelle, una chica algo extraña que tiene cicatrices por su cara por algo que hizo y que no puede tapar, lo que hace que se sienta horrible. Claro que se harán amigos, y digo claro porque tienen la misma edad y es algo obvio, pero algo que me encantó fue la forma que tuvo Vizzini de llevar la relación porque me pareció muy realista y preciosa.

Craig tiene que estar ahí cinco días y aunque al principio él diga que está perfectamente, según va avanzando se va dando cuenta de las cosas, de qué es lo que quiere en la vida, de lo mal que lo han pasado algunas personas y de lo valiente que tiene que ser para afrontar algunas cosas. Según avanza el tiempo él va haciendo más y más y más cosas por ese lugar del que quería huir al principio. En esos cinco días sus amigos le llaman, comete un pequeño error, pero hace que sepa quienes son sus amigos de verdad y quienes no merecen la pena. Craig va creciendo como personaje y todos a su alrededor con él.

Yo me lo he leído en inglés, a parte de porque me encanta el idioma, porque no hay traducciones. No, ninguna editorial española se ha atrevido a traducirla y yo me pregunto ¿por qué? Es un tema muy actual, ¿quién no se siente presionado al estudiar? ¿cuántos no estudian lo que no les gusta? ¿cuántos estudiantes suspenden? Pues un montón, ¿no creéis? Eso no significa que estés como Craig (por dios, no, no digo eso, no vayáis a pensar cosas raras) pero sí que sería un libro magnífico para que la gente piense si está haciendo lo que le gusta, si cree que así va a ser feliz y que cambie algunos detalles de su vida si cree que no todo va bien. Así que no sé por qué no lo traen aquí, ¡si han traído la película!

Pero como no hay más remedio que leerlo en inglés, os diré que está a un nivel bastante asequible. Como es para adolescente tampoco es que esté lleno de palabras raras. Claro que a veces he tenido que consultar alguna palabrilla pero solo al principio, luego acabas sacándolas por contexto y lo disfrutas muchísimo.

It's kind of a funny story me ha sacado un montón de carcajadas porque es bastante divertido, aunque a veces es algo durillo pero no va a ser todo una juerga en el área psiquiátrica. Además, es un libro que te deja con una gran sonrisa cuando lo acabas, de verdad. Cuando lo cierras te entran ganas de comerte el mundo, de bailar y de mil cosas, te deja con muy buen sabor de boca.

Es un libro muy especial, que ahora está entre mis favoritos, y que aunque igual os eche un poco para atrás el tema, os aseguro que os va a encantar. Y de verdad, que no es difícil entenderlo, al ser juvenil es algo más facilillo.

Os dejo el tráiler de la película. La historia esta un poco cambiada pero el mensaje es el mismo: 
 VIVE Y HAZ LO QUE TE HAGA FELIZ

No hay comentarios: