17/12/17

La ciudad de las sombras de Victoria Álvarez

En 1923, Helena Lennox tiene diecisiete años y un único deseo: sustituir las calles de Londres por una vida de aventuras y excavaciones en tierras lejanas. En consecuencia, cuando sus padres se marchan a la India para investigar la desaparición de unos arqueólogos, ella decide acompañarlos... unos días después y a escondidas. Son muchas las leyendas que circulan en torno a la ciudad fantasma de Bhangarh, pero Helena nunca ha creído en las supersticiones. No obstante, el príncipe Arshad de Jaipur (sí, ese que odia a los ingleses) le insiste en que se equivoca: Bhangarh está maldita y al anochecer, cuando el palacio real se tiñe de oscuridad, todo el que se adentra en sus muros desaparece sin dejar rastro. En su recorrido por la exótica India de los años veinte, Helena se ve envuelta en una investigación en la que solo una verdad parece salir constantemente a la luz: nadie regresa de la ciudad de las sombras.

Yo pretendía que este libro me durara todo el fin de semana porque llevaba más de dos semanas leyendo Pasaje a la India de Forsters —sufriendo— y necesitaba una lectura que me relajara y me enganchara otra vez a la lectura, así que cogí la novela de Victoria porque llevaba meses con ganas de leerla. La cosa es que me duró unas horas. Lo empecé a leer el viernes a la noche y lo acabé el sábado después de comer porque no podía dejar de leer, me enganchó tanto que no pude parar hasta terminarlo. 

Los Lennox cada vez que les preguntan dónde está la gema que no está y que debería estar en su sitio

No sé por dónde empezar porque tengo tanto que decir sobre la novela y tanto que fangirlear que no sé ni qué decir. 

Victoria se encargó de que nos muriésemos de ganas poniendo información sobre el libro en twitter y, claro, yo iba leyéndolo y pensando "esto tiene que ser mío" y entonces lo fue y me dio algo de lo bonita que es la edición. Os pondría fotos del interior pero creo que es algo que tenéis que ir descubriendo vosotros, aunque la mayoría de las ilustraciones estén colgadas en twitter por Lehanan, su ilustradora. Están superbien hechas y me parecen  una auténtica preciosidad, ojalá tenerlas en grande en mi cuarto para poder mirarlas eternamente. Entre lo bien escrito que está el libro y las ilustraciones os meteréis en la India de lleno, os lo aseguro. 

Yo cuando deciden dejar a Helena en tierra y no llevársela con ellos
La historia comienza con la familia Lennox que ha vuelto de Egipto, donde han estado haciendo cosas de arqueólogos, y está enseñando una momia que han traído para el museo británico —ya sabéis, ese que se crítica por estar lleno de cosas que no son suyas, pero que es una maravilla. Nada más empezar ya vemos que hay cositas que no encajan exactamente y que nos hacen pensar que esta familia muy honesta no es, aunque sí bastante divertida, haciéndonos reír con las respuestas y las actitudes que tienen durante toda la novela. Bueno, la cosa es que nada más llegar a casa y descansar, llaman a los padres para pedirles que vayan a Bhangarh para ver qué les ha pasado a unos arqueólogos que han perdido allí como por arte de magia. Al principio no les interesa mucho pero en cuanto Helena oye que hay algo fantásmagórico en la ciudad y los padres que se rumorea que hay enterrado un gran tesoro se apuntan a la aventura. Pero sucede algo que a Helena no le hace mucha gracia: ella se queda. Su madre, Dora, ha decidido que lo mejor es que vaya a una escuela para señoritas en Suiza con su prima —para ver si aprende algo de cultura y a comportarse como una señorita, porque los modales no son lo suyo— y aunque su padre, Lionel, no está muy de acuerdo acaba accediendo. Así que se queda en tierra y nada más irse los padres todos sabemos que Helena lo que es quedarse quieta pues no parece ser lo suyo. 

Todos cada vez que Helena abre la boca para decir algo que no debería

Total, que Helena empieza resignándose pero oye que la ciudad puede estar encantada de verdad y, en un arrebato, decide coger un billete a la India e ir a buscar a sus padres, porque como les pase algo se muere. Y aquí empieza todo el asuntillo, ¿con eso os he conseguido convencer para que lo pidáis para reyes o navidad? 

Helena es una chica que se ha educado yendo con sus padres de un resto arqueológico a otro y no ha tenido una educación tradicional así que no encaja en la sociedad londinense y no se siente a gusto en el mundo occidental, donde las apariencias y la cortesía lo es todo a principios del siglo XX. Ella dice lo que piensa sin pensar antes, se pone pantalones cuando están excavando para estar más cómoda, es desordenada y los vestidos elegantes le importan bastante poco. Le dicen que se parece a su padre en vez de a su madre, quien es una mujer elegante y que sabe estar en los sitios. Ambos son impetuosos y a veces estarían más guapos calladitos mientras Dora habla, se les olvidan las mismas cosas y son poco desastre, pero se les quiere un montón.

Así es como me imaginaba yo que se reencontraría la familia si se reencontraban. Muy dramático todo
La chica se va a la India y conoce a Miles y a su padre, dos abogados que van a atender unos asuntos a la ciudad que está justo al lado de Bhangarh y que le ayudarán a llegar ahí, estando con ellos una gran parte de la novela. Gracias a ellos conoceremos a Arshad, un príncipe indio guapísimo, con el que Helena discutirá. ¿Por qué? Pues porque le saca de quicio, pues Arshad no soporta a los ingleses porque cree que meten las narices donde no deben —toda la razón, chico, la época del imperialismo es horrible y vosotros lo pasasteis fatal. Helena se irá dando cuenta de que el chico tiene bastante razón y que los ingleses no pintan nada ahí. Al hablar con algunos ingleses verá la visión que tienen de los indios y de que ni siquiera intentan conocerles pues tienen tantos prejuicios que creen que los indios no son dignos de ellos. 

Esto me recuerda mucho a El pasaje a la India de Forsters, donde se representa esto muy bien. En esa novela dos inglesas llegan a la India porque una de ellas se va a casar con el hijo de la otra y deciden que quieren ver la India real, teniendo la idea de que todo es mágico y fantástico. La India real no es la que ellas creían y se dan cuenta de las injusticias que se están cometiendo en nombre de Inglaterra. Los ingleses creen que los indios son inferiores y se dedican a imponer sus normas y a evitarles, como si tuvieran algo contagiable y no fueran personas. Les ven como animales. En la ciudad de las sombras, creo recordar, en un momento uno de los ingleses dice que si no fuera por ellos los indios vivirían en la selva como salvajes —no exactamente, pero era algo así— y que gracias a ellos son seres civilizados. Lo que no se dan cuenta es que con su llegada les han arruinado la vida. 

Lo que tiene ganas de hacer Helena cada vez que le sueltan alguna estupidez por ser una mujer y, encima, joven

Helena está decidida a encontrar a sus padres y mientras lo intenta empieza a sufrir ataques. ¿De quien? Ah, ese es el misterio de la novela, junto al de la desaparición de los otro arqueólogos. 

La ciudad de las sombras es una novela que desde el momento te atrapa por la narración de Victoria, cada capítulo acaba de tal forma que necesitas seguir con la historia, soltándote cuando llegas a la última página. Los primeros capítulos son una introducción pero no se te hace pesada en ningún momento, no es de esas que mientras vas leyendo estás pensando "por favor, acábate que quiero llegar al asunto" si no que te pide saber más —yo me he quedado con ganas de leer su aventura en Egipto. Tiene unos giros impresionantes y uno es digno de Agatha Christie, a mí me dejó con la boca abierta porque no me lo esperaba para nada. Todo lo que sale en la novela está conectado, todo tiene un motivo y cuando llegas al final se une y te deja alucinada con lo que ha creado la autora. 

La familia Lennox al tío Oliver antes de hacer lo que no deben

Es una novela de aventuras y misterio, con la que descubres la India y los restos arqueológicos de una ciudad fantasma. Me ha gustado muchísimo y lo he disfrutado tanto que estoy segura que me lo releeré en algún momento para volver a disfrutar de esta historia tan genial —y para que la espera se me haga más llevadera, porque esto continúa y yo necesito más. Me ha hecho reconciliarme con la India, porque Forsters me había hecho tenerla un poco de tirria. 

El único fallo que le veo es que la relación entre Arshad y Helena empieza bien, lenta pero segura, y de repente todo se precipita un poco. Pero tampoco quiero decir mucho porque estoy esperando a la segunda novela para ver por dónde va esto y si esto me empieza a convencer más. Arshad, por cierto, me ha gustado mucho y me ha recordado un poco a Helena en cuanto a que dice lo que piensa y punto. Si te gusta guay y si no pues te aguantas. Ambos son igual de cabezotas e impulsivos y ha habido momentos en los que he querido cogerles de la oreja, sentarles y gritarles un poco para que se calmen y se queden ahí, pensando bien en lo que van a hacer y no actuando a lo loco. 

Ah, algo que no he dicho es que en realidad la historia empieza con una Helena vieja contándole su vida a una escritora que quiere saber qué se esconde tras el mito, tras la súper Helena. Y ella empieza a contarle la historia a regañadientes, porque si era cascarrabias de joven pues de anciana aún más.

Lo que Helena se pensaba que le dirían sus padres si se reencontraban
En conclusión, es un libro que me ha encantado, creo que Victoria ha hecho un buen trabajo y me parece una novela mágica tanto por el estilo narrativo de ella, tanto por sus personajes y la trama. Desde luego, yo lo pienso recomendar muchísimo porque creo que merece la pena. Y ya estoy esperando el segundo, a ver si llega pronto y puedo zambullirme de nuevo en la historia de Helena. 


He vuelto al fin y con una nueva disposición en el blog, como podéis ver he despejado la zona para que la protagonista de la página sea la entrada y no los gadgets que tenía a los lados. Todo lo que había en el lateral está ahora en la barra de arriba, así que si necesitáis algo pues ya sabéis dónde está. He conseguido ponerme al día con la universidad y estoy terminando con mis lecturas obligatorias así que vuelvo a reanudad la actividad del blog, estad atentos que tengo un montón de cosas que contaros. Un abrazo enorme y gracias por seguirme. 

2 comentarios:

  1. Hola!!!
    El libro se ve muy bueno , muchos hablan maravillas de él. Pero por desgracia aún no llega a mi país :c . (Tragame tierra y escupeme en España jajaj). Muy buena reseña, acabo de descubrir tu blog y bueno... yo me quedare por aquí.
    Un beso. Saludos 🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que pena que aún no llegue, espero que lo haga pronto porque es un buen libro. Victoria es increíble escribiendo. ¡Paciencia! Y gracias por leerme, un abrazo enorme

      Eliminar

Cuéntame lo que te ha parecido, te lo agradeceré inmensamente. Un abrazo enorme.