2/9/15

El feminismo y el movimiento sufragista, el comienzo de todo


Llevó mucho tiempo tratando de hacer una entrada sobre este tema pero no sabía muy bien cómo tratarlo. ¿Hacer una entrada teórica para que lo dejéis a la segunda línea y huyáis? ¿Hacer una entrada estúpida? ¿No hacerla? Y al fin he logrado encontrar la respuesta de cómo enfrentarme a este tema tan complicado, sensible y tan mal entendido por la gente a lo largo de cientos de años. Antes de nada voy a aclarar algo: NO VOY A METERME EN EL FEMINISMO ACTUAL porque cada persona tiene un punto de vista, yo os voy a hablar del principio. Si me meto en lo que hay ahora pues me voy a volver loca, la gente se va a volver loca y así no vamos a ningún sitio. Esto es una entrada sobre cómo empezó, sobre lo que me explicaron en clase. ¿Por qué la hago? Porque creo que es importante saber por qué empezó algo, qué propósitos tenían al principio. Las raíces de las cosas son importantes y hay que saberlas para comprender.


La culpa de todo esto es de una de mis profesoras de Contemporánea II, que se dedicó a hablarnos durante semanas sobre el sufragismo, feminismo, nos invitó a charlas (acudí a una presentación de un libro) y lo explicaba de una forma tan apasionada que nos convirtió a la mayoría en feministas.Yo os voy a hablar del caso de Inglaterra, que es lo que dimos básicamente.

Hablando en términos teóricos os voy a diferenciar dos cosas (que tienden a mezclarse y blablabla):

El movimiento sufragista defiende el derecho de la mujer al voto, mientras que el feminismo se manifiesta por la igualdad, contra la opresión.

Para el que no lo haya entendido se lo pongo más claro: el sufragismo sólo quiere que la mujer pueda votar. El feminismo da un paso más allá y quiere que las mujeres y hombres seamos iguales. Fácil, ¿no? El feminismo, además, fue una actitud desarrollada a partir de la Ilustración.

El feminismo tiene tres olas:

La primera ola va desde el siglo XVIII hasta la Segunda Guerra Mundial. En esta ola defendieron los principios básicos: educación, propiedad, trabajo, ciudadanía... El país en el que tuvo más importancia fue Inglaterra, aunque también se dio en Estados Unidos, pero Inglaterra fue lo importante.

La segunda ola fue desde 1950 hasta 1980. En esta época las mujeres ya tenían sus derechos pero no podían cumplirlos (imaginad que os regalan lo que más quieres en el mundo pero no puedes usarlo ni nada... malo, ¿no?). Tuvieron que enfrentarse a determinados obstáculos, como a no poder ascender en sus trabajos. 

Y llega la tercera ola, comenzada en 1980. Aquí comienza la pluralidad, no hay un solo modelo de mujer y también hay aportaciones raciales, religiosas, ecológicas... También se da el ciberfeminismo: solo hay una mente frente a la máquina, no un hombre o una mujer.

En todas estas cosas siempre hay antecedentes así que vamos a repasarlos rápidamente. Sí, sí, rápidamente.

La situación de la mujer no era muy buena entre los siglos XVIII y XIX y surgió por primera vez el movimiento de mujeres. Una de sus figuras es Mary Nash. En la Edad Antigua o Edad Media se admitía la esclavitud, pero después se dio libertad... a los hombres, limitando la libertad de las mujeres. Esto hizo que acabaran formándose los primeros grupos feministas.

Se dieron unos mecanismos: jurídico, cultural y laboral.

El mecanismo jurídico: las mujeres son ciudadanas de segunda clase. Se aplicó un cuerpo legislativo que discriminaba de forma abierta (descarada) a las mujeres. Se aplicaba el Código napoleónico de 1804. Esto implicaba que el hombre ejercía las profesiones públicas y la mujer debía quedarse en casa. Se justificaba diciendo que el hombre era racional y la mujer pasional. Se negó la educación a las mujeres y los estudios eran muy limitados (las mujeres peligrosas leen, ¿no?). Solo hablaban en público en el teatro y si a una mujer inglesa le daba, por poner un ejemplo, por casarse con un italiano pues perdía la nacionalidad. No podían casarse con extranjeros y si lo hacían perdían su nacionalidad (el hombre no la perdía).

El mecanismo cultural de subalternidad implicaba el argumento de para qué. Las mujeres eran vistas como mujeres histéricas y las llevaban al médico para que las curaran (muchas veces eso implicaba dolor, cauterización... hasta que a uno le dio por masajear). Se dieron situaciones absurdas, como que Marechal, progresista revolucionario, prohibiera leer a las mujeres. Las niñas solo estudiaban hasta cierta edad y con unas clases muy diferentes a las de los niños, así que las maestras feministas fundaron pequeñas escuelas con educación igualitaria (imaginad los follones que tuvieron que tener). No podían estudiar en las universidadas las carreras que daban poder como derecho y medicina. Cuando pudieron estudiar esas carreras no podían ejercer así que para qué estudiar.

El mecanismo laboral implica exclusión y segregación. Las mujeres debían dedicarse a la reproducción y los hombres a ganar el dinero. Si una mujer no tenía hijos no podía salir adelante. Cuando se incorporaron a las fábricas eran las más explotadas, no podían subir puestos y siempre eran subordinadas. Solo tuvieron importancia en la enseñanza y enfermería, sobre todo en esta última cuando era época de guerra. En Inglaterra acabaron convirtiéndose en prostitutas puesto que era mejor que estar en las fábricas (ganaban más dinero y además podían dedicar tiempo a los hijos), así que se reforzó la idea de que la mujer era o "el ángel del hogar o el demonio público".

Película sobre el tema. No la he visto así que no sé cómo será
Los hombres, además, en esa época dieron "argumentos científicos" y lo pongo entre comillas porque eran estupideces. La ciencia la utilizaban para explicar el mundo, y para marcar y justificar la inferioridad de la mujer. Moebius hablaba de la inferioridad mental de la mujer. Algunos científicos decían que la mujer solo se desarrollaba hasta que le venía la regla. Spencer decía que si desarrollabas el útero empequeñecías el cerebro y que si desarrollabas el cerebro no podrías tener hijos (¿qué se tomaban estos idiotas?). En esta época también se hablaba de la histeria, que eran problemas de útero (te enfadabas HISTERIA. Te ponías triste HISTERIA. Tenías hambre HISTERIA... bueno, no, pero casi). ¿Cómo trataban este tema? Pues los médicos cauterizaban el útero (dolor), castraban a las mujeres (sufrimiento inhumano) o, en el mejor caso, masajeaban el clítoris (al principio lo hacían los médicos, y luego lo acabaron haciendo ellas mismas en casa). Freud dijo que las mujeres tenían envidia de los hombres y alguna barbaridad más de las suyas.


Por suerte, había un hombre sensato, John Stuart Mill, que defendía que las mujeres tuvieran libertad: "Dejemos que las mujeres salgan al libre mercado sin castigarlas ni premiarlas". Él defendía que había que dar una oportunidad a la mujer para formarse y estar en igualdad de condiciones ambos sexos. Defendió el voto para la mujer.

Las mujeres encontraron una forma de meterse en la vida política: haciéndola con sus maridos, aunque no podían ni votar ni ser candidatas ni estar dentro del partido. En el censo  1851 se dio el Surplus women. Había más mujeres que hombres, así que no podían casarse. Tenían dos opciones: prostituirse o ir a las colonias para casarse con un nativo.

El feminismo comenzó con el Feminismo de la igualdad. En este jugaron un papel las damas de Langham Place. Las feministas de este momento eran mujeres con dinero, muy cultas, de familias radical-progresistas,médicos, escritoras. Se reúnian y crearon un lobby, un grupo de presión. Tenían amigos en partidos, recogían firmas, crearon un grupo donde se daban charlas sobre derecho, sanidad. Se creó la prensa femenina. En esta época todavía no había manifestaciones.

Luego llegó el feminismo de la pureza social. Una de sus frases era: Votes for women, chasity for men (voto para la mujer, castidad para el hombre). Y no, no era porque estuvieran idas de la olla, esto tiene una explicación. En 1864 se puso la Contagious disease act, la ley de enfermedad sexual. En aquella época no había penicilina y la sifilis era mortal (y tenía una muerte horrible) y había un problema con los soldados ya que volvían infectados. La ley, que es lo que nos interesa, decía que cualquier mujer vista por la calle podía ser detenida y analizada como una prostituta. Es decir, si lady Catherine, por poner un ejemplo, iba a dar una vuelta porque en casa estaba aburrida podían detenerla. Si estaba contagiada se le encarcelaba. ¿Qué pasaba? Que los hombres de clase media y alta se contagiaban en los prostíbulos y estos contagiaban a sus esposas. Josephine Butler se manifestó contra la ley. Ella protegía a las prostitutas, intentaba redimirlas y acudía a los prostíbulos tratando de detener la entrada a los hombres. De ahí viene la frase "Voto para la mujer, castidad para el hombre". Claro, que al final los hombres dejaron de ir y pasaron a hacer algo peor: compraban niños de usar y tirar para no contagiarse. Frances Swiney acabó diciendo que a los hombres les faltaba algún cromosoma porque no eran normal el maltrato, la agresividad, la pederastia...

Y acabó llegando el sufragismo y las Sufragettes, la generación del voto. Las mujeres empezarón a vincularse a la cultura política, sobre todo Gran Bretaña y EE.UU.

El movimiento sufragista era bastante complejo y actuaban como una clase social, llegando a unirse de forma antinatural puesto que las obreras se hicieron amigas de las aristocratas y las judías de las protestantes. El movimiento sufragista estaba formado por mujeres que luchaban por algo.

No fue una guerra de sexos, aunque pueda parecerlo. Básicamente porque el movimiento sufragista estaba formado tanto por hombres como mujeres (qué escandalo, ¿no? Hombres feministas. Qué cosas, existían incluso en el siglo XIX). Había hombres a favor y en contra, al igual que había mujeres a favor y en contra. Fue un movimiento en el que se unieron diversas clases sociales, predominando la clase media por los recursos que tenían y la educación que habían recibido

En la época edwardiana se dieron cuenta de que no habían conseguido nada desde 1850 y decidieron centrarse en conseguir el voto, convirtiéndose en su máximo objetivo. Las asociaciones se formaron a partir de las damas de Langham. En 1897 se creó el primer movimiento organizado, formado por pequeñas asociaciones. Estas se apoyaban en un grupo de hombres a favor del sufragio, en el que había sacerdotes y liberales. Estas mujeres no eran violentas y les proponen un sufragio en condiciones mínimas, así que lo rechazan.

En 1903 comienzan las Suffragettes, que son todo lo contrario a las mujeres anteriores. Si antes se optaba por la paz, ahora se opta por la violencia. El nombre surgió por una broma que hicieron los periódicos, ellas cogieron el nombre y lo hicieron suyo.

Las Suffragettes estaban dirigidas por Emmeline Pankhurst (la de la foto), esposa de un hombre laborista, feminista y republicano. El matrimonio tuvo tres hijas: Christabell (abogada), Sylvia (artista) y Adela (se fue a Australia). Sylvia era la que diseñaba los logos y los carteles del partido aunque acabó separándose de su hermana y su madre, formando una asociación proletaria.

Este grupo de mujeres nació como un ejército en el que había que obedecer a la líder, Emmeline, teniendo ella la última palabra. Es un ejército porque quieren luchar. Había una dirección jerárquica, y no había tanta democracia como debería. Cuentan con seguidores, financiación y locales en zonas importantes. Además, no querían federarse con ningún partido de hombres ni asociarse con ellos, aunque los hombres les ayudaban a poner bombas (sí, sí, ya he dicho que estas eran violentas). Su lema era el siguiente:

DEEDS, NO WORDS
(hechos, no palabras)

Dentro de este grupo tuvieron dos fases: la pacífica e ilegal (1903-1911) y la violenta e ilegal (comparadas con terroristas,aunque no mataban; 1911-1914).

Las suffragettes hacían huelga de hambre y eran víctimas de la alimentación forzada que provocaba infecciones y perforaciones. Una víctima de esto fue Lady Constance Leiton, aristócrata y hermana de un alto mando liberal. Ella fue apresada pero la soltaron al comenzar una huelga de hambre por tratarse de quien era, así que Lady Constance decidió volver a la cárcel pero disfrazada como obrera y cuando comenzó una huelga de hambre la obligaron a comer de una forma brutal. Su hermano descubrió lo que pasaba y decidió apotar el sufragio para todas las ricas ciudadanas y propietarias.

Estas mujeres se colaban en el Parlamento, se negaban a pagar tasas, se encadenaba incluso. Lanzaban propaganda desde zepelines, escribían en el pavimento, paseaban con pamelas o paraguas en los que había escrito lemas, concentraciones con tambores y estandartes, interrupciones en locales o eventos públicos (al parlamento iban disfrazadas hombres o camufladas)

Cuando murió el rey Edward pidieron una tregua para la nueva coronazión y les prometieron que a cambio las ricas propietarias tendrían el sufragio. Como no lo cumplieron y las engañaron decidieron empezar a pedir el voto con violencia. Imaginad que os tratan como si fueráis estúpidos, supongo que os enfadáis, ¿no? Pues estas mujeres se enfurecieron y decidieron que si con la paz no funcionaba harían cualquier cosa por conseguir el voto, llevándolas a convertirse en "terroristas".

En 1912 los actos violentos habían aumentado y cuando las presas se ponían en huelga de hambre se decidía si las dejaban morir o las sacaban de la cárcel. Se decidió sacarlas y meterlas de nuevo cuando recuperaran fuerzas.

Asquith, líder de los liberales, era el primer ministro y uno de sus mayores enemigos. Llegaron a romper en numerosas ocasiones las ventanas de la casa del primer ministro y llegaron a atentar contra su vehículo.


Las suffragettes empezaron a hacer actos públicos cada vez más violentos: destrozaron los cristales de tiendas importantes, echaban ácido en los buzones o campos de golf, quemaron invernaderos, pusieron bombas, destrozaron obras de arte que les parecían machistas o retratos de hombres que estaban en contra de las mujeres. Por los destrozos de arte se llegó a prohibir a la mujer entrar sola a un museo, debía ir acompañada de un hombre.

Emily Wilding Davison acabó suicidándose tirándose a los pies del caballo del rey, convirtiéndose en la primera mártir.

Cuando llegó la Primera Guerra Mundial el movimiento se desintegró, uno de los motivos es que las mujeres fueron llamadas a trabajar, otro que el enemigo estaba fuera del país. Cuando la guerra acabó, en 1918 se aprovó el voto para las mujeres mayores de 30 años y con unos límites de renta. En 1928 todas podían votar. Gracias al fin de esta guerra se obtuvo el voto en numerosos países: en 1918 en Austria, Canadá y Alemania; en 1919 en Checoslovaquia, en 1920 en Estados Unidos, en 1921 en Suecia, en 1922 en Irlanda. Años antes ya se había aprobado en otros países: en Australia se podía votar desde 1902 aunque los aborígenes no pudieron hasta 1962, en Finlandia en 1906, en Noruega en 1913, y en Dinamarca e Islandia desde 1915. En España se consiguió en 1931.

Y aquí termina la lección de historia. La verdad es que hacía bastante que quería hacer esta entrada porque como he dicho al principio creo que es importante saber cómo empezaron las cosas, por qué se actuó de tal forma, qué ocurrió. Cuando defiendes algo es necesario saber qué defiendes, cuáles son sus raíces. Mucha gente ni se molesta en buscarlo y los que lo hacen no encuentran nada.

Bien, pues con esta entrada espero haber saciado la curiosidad de quienes querían saber cómo empezó todo. No me meto en el actual porque es un berenjenal, cada persona piensa de una forma y uno ve el feminismo de una manera.

Por si queréis saber más aquí os dejo los tráilers de dos películas que cuentan el movimiento feminista en EE.UU y en U.K.



Y pensad que gracias a estas mujeres, gracias a lo que hicieron, nosotras podemos votar, podemos ir al colegio, a la universidad, trabajar, ser quienes queramos ser...

Cuando dé literatura de género en la carrera prometo haceros una entrada literaria y no puramente histórica.  Un abrazo y feliz semana.

PD: todo esta información es de mis apuntes de Contemporánea II de la carrera de Historia. 

4 comentarios:

LaGalleta literaria dijo...

Dios mio, es una entrada muy infortmativa. No sabia la mitad de lo qu vien ahí XD

Fairytale Love dijo...

Leyendo esto me doy cuenta de que muchas de las cosas ni las sabía, muy buena entrada informativa si señora. Tus apuntes han servido bien y los has expresado de una manera muy buena :)

Vitamina C dijo...

Mierda, había escrito un comentario y se ha borrado unu
Bueno, lo que venia a decir era que gracias por hablarnos de un tema tan sumamente interesante y que creo que se minusvalora. Ahora tengo ganas de leer algún libro sobre el tema xD
Lo dicho, gracias por esta pequeña lección de historia (:
Un beso,
C.

Fran Serrano. dijo...

Decirte que me ha encantado esta entrada sobre feminismo. Está todo muy bien explicado y desarrollado de forma que queda claro para todo el mundo. Además, me ha encantado que incluyas el término, creo que imprescindible, "ángel del hogar", ya que la mera definición del mismo ya da mucho juego e información que debatir y comentar sobre la situación de la mujer en esta época.

¡Enhorabuena por esta magnífica entrada y espero leer más de este tipo!

Fran.