18/3/17

#AdoptaUnaAutora Horas en una biblioteca de Virginia Woolf


El verano pasado fue cuando empecé a leer a Virginia Woolf y lo primero que leí de ella fue esto. Suelo ir mucho a la biblioteca y en verano iba prácticamente dos veces por semana a por libros. No sé vosotros pero cuando yo voy a la biblioteca suelo pasearme por los estantes para ver cuál me llama la atención y, aquella tarde, este parecía destacar de entre todos ellos. Sí, me cogí en una biblioteca un libro que se llama Horas en una biblioteca, una coincidencia muy bonita, ¿no?

En Horas en la biblioteca hace una diferenciación de quienes leen por aprender y quienes lo hacen por pasión. Para Woolf, leer era dejarse llevar por las palabras, viajar con ellas a otros mundos. La escritora era una apasionada lectora y escribía críticas de sus lecturas en revistas y periódicos, algo que le gustaba hacer —era un poco como nosotras, las personas que escribimos en blogs o subimos vídeos a youtube para hablar de los libros que devoramos. 

En este libro, Woolf habla de los autores que le gustan, de libros que va leyendo... y me parece maravilloso. Recuerdo que según iba leyendo iba soltando alguna carcajada o me apuntaba alguna cosa para recordarla en el futuro —aunque he perdido el papel porque soy un desastre, así que va a ser difícil recordar. Además, a lo largo de las páginas vemos cómo va creciendo como crítica, cómo cambia su opinión. También habla de la dificultad que tienen los autores rusos —gracias, porque pensé que era la única a la que le cuesta leerlos— porque es complicado para los ingleses ver el mundo como ellos. Y no solo habla de los libros, sino que también habla de una polilla, reflexionando gracias a ella sobre la muerte.

No sé si sabíais de la existencia de este libro de ensayos o no pues cuando se habla de sus ensayos siempre se menciona Una habitación propia, importantísimo y que todo el mundo debería leer. Yo, como he dicho, me topé con él de casualidad y di con un libro que habla de arte, de la visión de una escritora sobre la música, la literatura, los autores que yo misma he leído estos años y que lo hacía de una forma tan diferente que no parecía ser de principios del siglo XX. A Woolf siempre la he visto una persona de otro tiempo, con una mente más avanzada que muchos de su época y quizás ahí está la magia, que tenía una forma de ver el mundo diferente. 

¿Os lo habéis leído? ¿ Lo conocíais? Sé que este mes se suponía que iba a hablar de El faro pero no he podido, así que tendréis su entrada correspondiente el mes que viene. Por cierto, Adopta una autora ha organizado una lectura conjunta de Una habitación propia para este mes así que leedla si os apetece y comentadla por twitter, yo empezaré a hacerlo la semana que viene, que me he organizado y ya ando más libre. Un abrazo enorme a todos y gracias por leerme.

1 comentario:

Stiby dijo...

Hola!

Me ha parecido interesante que justo encontrases este libro en la biblioteca. Yo la verdad es que debería recuperar el hábito de ir más a la biblioteca y comprar menos libros... Cuando era adolescente iba muchísimo pero desde que me independicé, nada de nada.

Es interesante leer un libro sobre como pensaba la autora, creo que es súper personal y hace que sea más bonito poder leer algo así sobre tu adoptada.

Bonita entrada. Sigue así!