El TFG en Estudios Ingleses (UNED)

11/6/21


Por fin te puedo hablar del trabajo de fin de grado. Había estado retrasando este momento porque quería vivir la experiencia completa antes de poder decir nada, y al fin lo he hecho. Pero antes de nada, quiero que tengas en cuenta que esta es mi experiencia y que cambia según los trabajos, tutores y demás. Te lo digo para que no penséis que esta es la universal y luego te lleves una desilusión. Dicho esto, te voy a hablar de esto por partes.

Actualización: he sacado un 8,1 en mi TFG.

¿Cómo eliges el TFG?


En la UNED tú no vas a donde un tutor y le propones un trabajo, sino que te dan todas las líneas disponibles y las tienes que ordenar. Y sí, tienes que ordenar absolutamente todas así que mi consejo es que dejes lo más abajo posible las que no querrías hacer jamás. ¿Y cómo lo reparten entonces? Pues por notas.

Cada línea tiene unas plazas y se van cubriendo con las notas más altas. Tú puedes saber cuál es la tuya si haces la media, algo que puedes encontrar explicado en varios sitios o tenerla siempre presente bajándote una app que creó un alumno. Por cierto, si te la bajas desactiva las actualizaciones automáticas si no quieres tener que poner tus notas una y otra vez. Total, que sabiendo esto pues tú ordénalas según las que más te vayan. Yo recuerdo que puse las primeras las literaturas que más me gustaban, luego metí traducción y después seguí con literaturas. ¿Y cuál me tocó? La del puesto 7: Línea 3 - Traducción de inglés a español. ¿Era la que yo quería? Pues sinceramente no, porque yo quería acabar la carrera haciendo un TFG sobre Stephen King o Jane Austen. Pero supe darle la vuelta y acabé haciéndolo sobre alguien a quien también tengo mucho cariño.

Dicho esto, pues cuando ya tienes asignada la línea, puedes ponerte en contacto con tu tutor o esperar a que te mande un e-mail. Yo hice lo primero porque tenía muchas ganas de empezar y hacer esto, así que eso hice y tuve la suerte de que me tocó una muy buena tutora.

¿De qué es mi TFG?


Yo tenía muchas dudas, porque claro mis planes se habían ido al traste. Pensé que igual había suerte y me tocaba la línea de historia y podía hacerlo sobre Escocia, si es que no me tocaban las otras líneas que quería. Pero claro, de pronto yo me encontraba con la línea de traducción y me quedé en blanco.

Hasta que me recuperé.

Me vinieron dos ideas a la cabeza, una más loca que la otra. La primera era hacerlo sobre el musical de Hamilton y la dificultad de traducirlo, la otra era sobre Terry Pratchett. La del musical me hacía mucha ilusión, pero a la dificultad de analizar su traducción se unió otra: no había traducción oficial. Disney no había publicado aún subtítulos ni en español ni en español latino, así que lo único que tenía eran las que habían hecho los fans y eso podría haber dado pie a hacer un TFG sobre la traducción por y para fans y demás... ¿Pero qué es lo que os llevo diciendo años? Que está muy bien complicarte y hacer cosas nuevas, querer aprender más y tal... pero aquí no suele ser muy buena idea, porque es sumarle más dificultad a algo que ya es difícil de por sí. Un poco como cuando decidí aprender italiano, en vez de irme a Francés teniendo una base. Así que lo acabé descartando.

La segunda idea era la de Terry Pratchett y me vino a la cabeza que podría hacerlo sobre lo difícil que es traducirle. Y entonces de ahí me fui a algo más amplio: la dificultad de traducir humor. ¿Pero cómo llegué a esto? Tuve una tutora que fue muy amable y me ayudó muchísimo, me propuso hacer un índice para cada trabajo e investigar un poco, para ver cuál me gustaba más. Y ahí fue donde vi que ambos eran difíciles, pero uno lo era un poco más.

Así que Pratchett ganó y me alegró mucho de que lo hiciera. Tenía miedo de que hacer un trabajo sobre él hiciera que tuviera menos ganas de leerle, pero fue todo lo contrario. Cuanto más le investigaba, más y más me gustaba, así que afortunadamente salió bien.

Pero vale, vale, me voy al tema de la pregunta. Mi trabajo se llama Do you have to make a deal with the devil to translate humor? Analyzing and translating humor in Eric by Terry Pratchett. El título lo tuve gracias a twitter, que me echaron una mano y la verdad es que encaja perfectamente. Elegí Eric porque era una obra que aún no había leído y que podía tener bastante chicha (aunque confieso que debería haber elegido otra, que igual tenía algo más de material), además de porque tocaba temas como Troya, la Divina comedia, Dragones y mazmorras y el Necronomicón. Y el trabajo va sobre eso. Sobre el humor.

Hablo del humor, de sus distintas definiciones, de la ironía, de si es intraducible o no (pista: o no), de los mecanismos que se utilizan para traducirlo, de la adaptación, de Terry Pratchett, de Eric... y analizo (no de forma muy amplia, porque no daba para más y estaba a punto de llegar al máximo permitido) la traducción que tenemos en español.

¿Lo vais a poder leer? No, la verdad. Me gustaría quedármelo para mí, así que lo tendré en un usb guardadito para siempre.

La defensa del TFG


La defensa, en este caso, cuenta un 10% de la nota y no es una presentación como sí lo es en las presenciales. Esto tiene un motivo y es la cantidad de alumnos que hay, no es razonable (porque somos miles), así que lo que se hace es un examen por escrito. Aunque cuidado, hay profesores que sí que te hacen una presentación oral (aunque son muy pocos).

Consiste en cuatro preguntas en las que tienes que demostrar que eres tú la persona que ha hecho ese trabajo, lo que has aprendido y demás. Hay preguntas de todo tipo y nunca sabes cuáles te van a tocar a ti. Y aunque solo cuente ese porcentaje, es importante aprobarlo.

En mi caso, hice el examen hace poco y tuve tres preguntas sobre mi trabajo y una sobre la universidad en general (competencias adquiridas). Lo hice bastante rápido y tienes un máximo de 30 líneas para contestar, aunque yo lo hice en 14 o 15. No tiene mucho misterio, la verdad, es saber lo que has hecho en tu trabajo y hablar de ello.

¿Cómo fue mi experiencia en el TFG? 


Fue realmente buena, al menos una parte de ella. Tuve suerte con la tutora que me tocó, la verdad, y no es por hacerle la pelota a nadie. No se me da bien el inglés académico y así se lo dije, ella ha sido tan amable durante toda esta experiencia de corregirme las frases, de sugerirme cambios y de ponerme un montón de notas tanto para que mejore la escritura como para que amplie las explicaciones que daba de las cosas. Me ha guiado por todo el proceso y no tengo ninguna queja, la verdad. Por supuesto, yo me he esforzado muchísimo para ponerlo todo correctamente y hacerlo lo mejor posible. Además, me ayudó también a elegir el tema y no me impidió hacerlo de lo que yo quisiera, algo que agradezco porque por lo que tengo entendido no todos te dejan hacer eso.

En cuanto al proceso en sí de hacer el trabajo ha sido agotador y complicado, sobre todo teniendo en cuenta la situación de la pandemia. En otra ocasión, lo primero que habría hecho habría sido irme a distintas bibliotecas de mi ciudad (universitarias o no) a buscar, algo que estaba deseando; pero con esta situación he tenido que quedarme en casa y buscar por internet todo lo posible para poder hacerlo, algo que me da pena porque siempre me ha gustado esa parte del proceso. Recuerdo que, cuando estaba en historia, lo que hacía era irme a la biblioteca y me la recorría entera buscando todo lo que necesitaba, me lo llevaba a una mesa y me ponía a investigar. Era uno de mis momentos favoritos, además de adorar esa biblioteca. Pero aquí no ha podido ser y he tenido que decir adiós a eso y buscarlo todo por el ordenador.

Y digo que ha sido agotador porque he estado mucho tiempo buscando información, leyéndome textos, trabajos de otras personas para mirar sus fuentes, investigando mucho sobre Terry Pratchett, corrigiendo una y otra vez mi inglés para hacerlo lo mejor posible... he estado muchas horas haciendo este trabajo y las últimas semanas solo quería que esto se acabara ya. Así que cuando lo acabé lo único que podía sentir era cansancio. Por supuesto que satisfacción y alegría, pero me habría metido en la cama y dormido durante varios días seguidos o, simplemente, puesto un montón de películas y ya está. Dejar descansar el cerebro.

¿Repetiría esta experiencia? Pues no, la verdad. Pero ha estado bien hacerla.

¿Y todo es bonito? No, por supuesto que no. Hay un fallo que sí que le he visto y que estaría bien que arreglaran de aquí en adelante. La parte de no poder elegir tú la línea, sino que sea un sorteo, es algo que entiendo porque somos muchísimos alumnos en esta universidad (hay que recordar que es una universidad que está en muchas partes del mundo) y es imposible hacer eso. Así que lo único que hay que hacer es aceptar la que te toca y ya. Pero lo que sí que cambiaría es la parte del inglés académico. Durante la carrera hemos hecho muchos trabajos universitarios y es algo que se me da bien, suelo sacar buenas notas, pero no se nos exige un inglés académico y no se le da tanta importancia a este. Y claro, cuando llegas a cuarto, al TFG, sí que te lo exigen. Además, tampoco te enseñan a hacer un trabajo de estas dimensiones. Así que lo que sí que cambiaría es que exigieran ese inglés desde el principio para que el alumnado se acostumbre y enseñar a hacer este tipo de trabajos año tras año, para que al llegar a este no sea un salto tan grande.

Por lo demás, estoy muy contenta y me alegro muchísimo de haberlo acabado. 

Si te ha resultado de ayuda esta entrada y te ha gustado, puedes invitarme a un colacao para apoyarme. Muchas gracias.


2 comentarios

  1. Name names, please: ¿Quién ha sido tu tutora?

    ResponderEliminar

Cuéntame lo que te ha parecido, te lo agradeceré inmensamente. Un abrazo enorme.

No puedo vivir sin libros © . Design by Berenica Designs.