17/2/17

Cosas que escribiste sobre el fuego

 
Ignasi y María estaban destinados a despedirse desde el principio. Cuando María llega al instituto, todo el mundo conoce su historia: su madre se encuentra en coma en el hospital tras recibir una brutal paliza. Pero el pasado oscuro que acompaña a María no logra ensombrecer su paso y, en poco tiempo, se convierte en el centro de todos los círculos. Sus sonrisas y ocurrencias la hacen brillar entre la multitud. Ignasi lleva años en el mismo instituto y si algo lo define es su capacidad para pasar desapercibido. Nadie repara en él, salvo sus dos amigos de toda la vida. El silencio es su escondite y lo conoce muy bien. Por eso enseguida se da cuenta de que, tras las risas y cumplidos de María, hay alguien que calla un secreto. Cuando los caminos de María e Ignasi se cruzan, sus vidas se complican. Y es que, si te une el silencio, el equilibrio se rompe cuando se empieza a oír la verdad.

Si tuviera que utilizar un adjetivo para describir el estilo de Clara diría que precioso. Su forma de escribir es pura magia y me da muchísima envidia cada vez que la leo porque me encantaría ser capaz de expresarme de esta manera.  Tengo claro que va a ser una de esas escritoras que van a ser recordadas, sobre todo porque según siga escribiendo irá mejorando y cada vez hará novelas mejores y más bonitas —si es que esto es posible. 

He estado retrasando la lectura de esta novela por un motivo y es que lo único que tenemos en común las dos, literariamente hablando, es que nos gusta el drama. Mucho. Escribimos cosas dramáticas que rompen el corazón y sabía que tras terminar este libro me iba a quedar tal y como lo hice. Con un vacío que no sabía si otro libro llenaría. 

Con Cosas que escribiste sobre el fuego nos colamos en la vida de Ignasi y de María, de cómo se conocieron y se separaron. Les conocemos a ellos, aunque cuando acabas te da la sensación de que necesitas toda una vida para saber cómo son realmente, y eres un espectador de la relación, sabiendo desde el principio que no va acabar bien —pero como somos unos cotillas, necesitamos saber qué pasó. 

El narrador es Ignasi y de verdad os digo que es una maravilla leerlo. Te atrapa y es tan real que parece que puedes verlo mientras te cuenta la historia. Tiene una forma distinta de ver el mundo y me ha encantado verlo a través de él. También nos cuenta quién es él, ella y lo que vive día a día. Su relación con su hermana, la inexistente con sus padres, la amistad con sus dos amigos y cómo va enamorándose de María. Además, es un personaje que tiene ansiedad y creo que Clara ha sabido tratar muy bien este tema que suele estar muy mal llevado por otros autores. 

En cuanto a lo que ocurre en la novela, no hay una gran trama sino que es la vida misma. Te habla de dos personas, de lo que sufren y de cómo intentan sobrevivir al día siguiente. No pretende ser más que lo que es y eso me encanta. Es sencilla, con un giro que hizo que me leyera la página varias veces, y bonita. De las que hay que leer sentada en el sofá, tapada con una manta y un té. 

Os contaría mil cosas de esta novela pero creo que es una de esas que tienes que leer sin saber muy bien que te cuenta, de las que hay que disfrutar sin saber nada y dejarse llevar. Clara Cortés escribe LITERATURA. Sí, así, con mayúsculas. Y os recomiendo que leáis sus novelas porque son preciosas y se merece muchos lectores. 

Un abrazo enorme.

1 comentario:

Yomi MR dijo...

¡Hoola! Qué bonito que hayas disfrutado tanto la lectura de este librito, la verdad es que me lo has antojado un montón, y es que no sabía bien a bien de qué iba hasta leer tu reseña. Leer un enamoramiento, una relación sabiendo que va a acabar mal, pues sí, como que da ganas de saber qué fue lo que salió mal. Así que me lo apunto ;) Espero que la autora te siga cautivando, y que encuentres un libro que llene ese hueco ;)
¡Beesos! :3