12/7/16

Orgullo y prejuicio (con spoilers necesarios)


Orgullo y prejuicio cuenta la histora de la familia Bennett, en la que la madre no tiene otro objetivo en su vida que conseguir una buena boda para todas ellas. Dos ricos jóvenes, el señor Bingley y el señor Darcy, aparecen en su punto de mira e inmediatamente se ven señalados como posibles presas. De hecho, la relación entre la hija mayor, Jane, y el señor Bingley parece muy prometedora… pero, por influencia del arrogante señor Darcy, se frustran todas las esperanzas. La intervención de Elizabeth, la hija segunda, perspicaz, consciente de su valor, y algo rebelde, determinará el rumbo de la novela.

Es una verdad universalmente conocida que un hombre soltero poseedor de una gran fortuna necesita una esposa

Como muchas otras personas, esta fue la primera novela que leí de esta gran escritora, y seguramente empezó mi historia con este libro como muchas otras: con una película. Vi un trozo de la película en la televisión y me dieron ganas de leerme el libro. Y lo hice. A mis trece años empezó mi admiración por la escritora inglesa, y desde entonces este libro me lo he ido leyendo más veces. En cada lectura descubro una cosa nueva y es que Orgullo y prejuicio tiene un montón de cosas, una pena que la gente se quede sólo en la superficie. Por cierto, un dato curioso es que el nombre original de esta novela era Primeras impresiones.

Sí, el matrimonio es un elemento muy importante y en la novela podemos ver varias clases de matrimonios. Por un lado están los considerados malos matrimonios: Charlotte y Collins se casan por necesidad pero no por amor o respeto, él se hubiera casado con cualquier mujer; Lydia y Wickham se casan por un arrebato de pasión que tuvieron, y por obligación; Mr. Bennet se casa con Mrs. Bennet porque era guapa, pero no le tiene ningún respeto, y es un matrimonio infeliz. Por otro lado están los buenos matrimonios: Jane y Bingley están hechos el uno para el otro, se aman, se respetan y son felices cuando están juntos; Elizabeth y Darcy también están  hechos el uno para el otro, a pesar de odiarse al principio acaban entendiendo al otro y queriéndose muchísmo, y se tienen un respeto impresionante; y los Gardiner es un matrimonio ejemplar porque tienen sostenebilidad económica y respeto y amor.  

A poca gente quiero de verdad, y de muy pocos tengo buen concepto. Cuanto más conozco el mundo, más me desagrada, y el tiempo me confirma mi creencia en la inconsistencia del carácter humano y en lo poco que se puede uno fiar de las apariencias de bondad o inteligencia

Los matrimonios en aquella época no es que fuera algo romántico como lo era ahora, muchas veces te casabas por simple necesidad, como lo hizo Charlotte, quien no tenía dinero como para poder elegir. Eran decisiones muy duras que tomaban, en cierta forma, las mujeres puesto que de eso dependía su vida futura. La mujer dependía del hombre, tristemente, y depende de con quién te casaras podías tener una vida feliz o no. Tampoco es que tuvieras que quererle cuando te casabas, en muchos casos aprendían a hacerlo, pero si no sentías ningún respeto por la otra persona era muy probable que acabaras detestándole con el tiempo. Además, es muy curioso ver esto en la novela porque se ve perfectamente la opinión que tenía Jane Austen del tema, ella creía que los buenos matrimonios no se debían solo a la estabilidad económica, es más lo cataloga en cierta forma como un mal matrimonio (Lizzy intenta detener a Charlotte en un momento dado, diciéndole que cómo se casa con Collins), yendo en contra de la opinión que se tenía en ese momento. Cuantas más veces leo la novela, más veo esa crítica dura a esa idea del amor tan fría. Aunque tampoco es que nos presente una historia súper romántica, ya que podemos ver que la relación entre Elizabeth y Darcy es más racional que otra cosa.

Pero no sólo se mete con los matrimonios, si no que vuelve a meter cizaña en el tema de las clases sociales. En un momento dado, Mary dice "Pride relates more to our opinions of ourselves, vanity to what others think of us" y esta frase revela muchos de los comportamientos de la gente. Por ejemplo, un personaje que no soporto es el de la hermana de Bingley, Caroline. Esta mujer es una snob y podríamos interpretar que el motivo es que se siente insegura porque su riqueza no viene de generaciones, como la de Darcy, si no que viene gracias al padre de los hermanos. No tienen un título nobiliario y eso creaba cierta incomodidad, sobre todo si te movías entre la clase alta. Además, hace que sea una persona envidiosa y vulgar en multitud de ocasiones. Caroline, Lady Catherine, Collins tienen otro problema y es que encima son personas vanidosas, les importa muchísimo lo que el resto piense de ellos (Collins no deja de alardear de quién es su protectora, Lady Catherine, como si eso pudiera servirle de algo). También es importante el tema de las clases sociales y de las dotes. Los matrimonios entre gente de distinta clases está mal visto, se ve como un suicidio social para el más rico, y a ella se la ve como una cazafortunas

La vanidad y el orgullo son cosas distintas, aunque muchas veces se usen como sinónimos. El orgullo está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que quisiéramos que los demás pensaran de nosotros

A mí personalmente me gusta más el título de Primeras impresiones porque creo que resume muy bien de lo que trata el libro: de lo que pensamos de la gente nada más verla. Todos juzgamos, sin querer muchas veces, a las personas nada más verlas, nos parecen una cosa u otra y esta novela tiene gran parte de esto. Cuando aparece Mr. Darcy la primera vez todos nos formamos una opinión de él, que va cambiando a medida que pase el libro. Cuando aparece el primo Collins es imposible no poner la misma cara que seguramente tuvo Elizabeth cada segundo que tuvo que aguantarle. Y también está, por ejemplo, el momento en el que Darcy se mete donde no debía. Al principio piensas que lo hace por su tonto orgullo, y que lo hace por fastidiar pero cuando vas conociéndole más sabes el motivo, y lo crees firmemente: porque le importa Bingley. Porque hasta Darcy se dejó llevar por las primeras impresiones.
 
Mientras lees la novela te das cuenta de que Austen no se centra en que visualices el mundo de la familia Bennet, es decir, no te llena de descripciones para que te imagines en tu cabeza cada pequeña parte de ese mundo. No, sólo describe muchísimo Pemberley, porque Austen prefiere centrarse en las emociones humanas, en las ideas, en lo abstracto y eso me gustó muchísimo. Y algo súper curioso es que los hombres siempre salen en compañía de mujeres, no hay momentos en los que los hombres hablen solos, siempre está alguna mujer con ellos.

Me pregunto quién sería el primero en descubrir la eficacia de la poesía para acabar con el amor.

Y bueno, los personajes por sí solos también son maravillosos. Elizabeth Bennet es esa heroína austenita que todo el mundo tiene en su cabeza cuano se habla de Austen. Es una mujer culta, inteligente, que adora caminar y que haría cualquier cosa por su familia; es una mujer impresionante que tiene el defectillo de los prejuicios, pero que sabe darse cuenta de sus errores; aunque es verdad que tiene una opinión muy mala de la mayor parte de la gente.  Darcy es muy diferente del resto de hombres de la novela, es una persona íntegra, dominante, culto y toma muy rápido las decisiones, y no se le dan bien las relaciones con desconocidos. Lydia es un dolor de cabeza tremendo, es una mujer que toma las decisiones por lo que siente en el momento, se deja llevar por sus emociones, vive en un mundo en el que parece que nada está mal, es la que lleva a la desgracia a la familia (en aquel momento que tu hija se fugara con un hombre era lo peor del mundo) y es una chica TAN caprichosa. Wickham es el caso de chico guapo, dulce y amable que resulta ser todo lo contrario, es un caradura y es el némesis de Darcy, son todo lo contrario y a medida que pasa el libro te va cayendo cada vez peor.

Y bueno, creo que es un libro que debéis leer porque está lleno de detalles. Yo os he hablado de unos poquitos para que os entre el gusanillo y os la leáis. Os aseguro que es impresionante, que os vais a reír un montón y que os lo vais a pasar genial leyéndola.

Adaptaciones favoritas: Orgullo y prejuicio del 2005 (mi Darcy favorito) y la miniserie de la BBC del '95.
Edición que me gusta: Alba editorial
Película basada en ella favorita: El diario de Bridget Jones
 





PD: he decidido colgar hoy esta entrada, el jueves/viernes tendréis a la fantástica Lady Susan en el blog. 
PD2: Mary es maravillosa, aunque a veces me ponga nerviosa. 
PD3: las ediciones que recomiendo son españolas, pero inglesas hay muchas preciosas.

2 comentarios:

Yomi MR dijo...

¡Holaa! Qué preciosa reseña. Sinceramente no me había dado cuenta de los matrimonios tan distintos que hay en este libro, me he fijado más en los personajes a los que les separa un abismo.
Todos son distintos, y sí, primeras impresiones le pegaba perfecto, porque básicamente cuando aparecen los personajes nos creamos una idea de ellos, y a medida que los leemos, descubrimos, nos revelan sus secretos, nos damos de tope contra una pared. La única que me parece que desde el principio conocemos cómo es, es Elizabeth. Y las hermanas son un cada una un mundo. Mary sí que da nervios, Lydia me desespera, Catherine es otra cabeza hueca, y Jane me agrada, solo si espabilara un poco. Mr. Dacy, toda una sorpresa. Mr. Bingley, me da ternura. Mr. Collins, lo quería golpear :D Al igual que a Mrs. Bennet, insufrible mujer.
Jajaja, gracias por darme una nueva luz a esta bella historia. Pronto la releeré y ya veremos qué tal.
Besos :3

Oliver Bisset dijo...

Un gran libro, con muchísimos matices y muy moderno para su época, en mi opinión. La adaptación de la BBC es exquisita y muy recomendable si eres fan. Quizá la película de 2005 tenga alguna licencia más en cuanto a tono y escenas, pero en conjunto es preciosa y con ese Mr. Darcy se le perdona todo.

Un saludo.