23/7/17

Como gustéis


"El juramento de un enamorado no tiene más fuerza que la palabra de un mozo de cervecería."

De Shakespeare lo que más se conoce son las tragedias pero también escribió comedias, entre otros géneros porque este hombre hizo muchísimas obras de teatro, y esta es una de ellas. En la comedia lo importante es el ingenio, humor, ironía, juegos de sentido y todo esto está en As you like o Como gustéis. Las obras cómicas de Will —ya os dije que íbamos a llamarle así en este blog porque es casi de la familia— exploran las relaciones entre los sexos, sobre todo la amorosa. Aunque en otras también habla de dinero, ambición, amistad... Os podría hablar de la roman comedy, new comedy, la comedia pastoril o de la renacentista pero daría para una entrada bastante amplia y me tiraría tres siglos pero si alguien quiere —decídmelo por twitter— puedo hacer entradas hablando de esta parte más teórica de la literatura, que también es muy interesante y a mí me gusta un montón hablar de eso. 

De esas comedias que he nombrado antes, As you like it pertenece a la comedia pastoril, teniendo varios rasgos de esta como un escenario natural, juego de identidades, tema amorosos, la dinámica de descubrimiento unida a la pérdida y a la recuperación. En cuanto a temas, habla de la relación entre los sexos, hay conflictos familiares en torno a una propiedad y a una herencia y también habla de política. 

¿Cuando se escribió la obra? Pues mirad, no se sabe exactamente, aunque está registrada en 1600 junto a otras obras suyas, aunque hay sospechas de que fue en 1599 por la referencia a Robin Hood y a Rosalynde de Thomas Lodge. 

¿De qué va As you like it? Oliver y Orlando son dos hermanos, hijos de un caballero que se ha muerto, y no se llevan pues el primero maltrata al otro. Mientras esto ocurre, un duque es desterrado por su hermano y se tiene que ir a vivir al bosque de Arden con algunos de sus cortesanos, viviendo en ese bosque como si fuera Robin Hood. El nuevo duque, el que ha echado al otro, se llama Federico y vive en un palacio junto a su hija Celia y a su sobrina Rosalinda, que es la protagonista de la historia. Rosalinda es la hija del duque expulsado pero no afecta a su relación con su prima. Hay un combate entre Orlando y otro y este gana, enamorándose de Rosalinda. Federico, que es un poco estúpido, decide desterrar también a su sobrina pero no le sale muy bien porque su propia hija decide seguir a la prima. Total, que para pasar desapercibidas deciden disfrazarse. Rosalinda se viste de hombre y se hace llamar Ganímedes y Celia se hace llamar Aliena y finge ser hermana de la otra. Touchstone, un bufón, las acompaña por si acaso —y para decir cosas que se supone que son graciosas. Federico se queda un poco loco porque dice "mi hija se ha largado con la idiota de mi sobrina, a ver qué hago ahora" así que les manda a buscar, sobre todo porque se cree que han ido a buscar a Orlando —porque el duque se piensa que las dos chicas son tontas y solo piensan en eso. Y bueno, en el bosque se monta una buena reunión porque por una parte está el padre de Rosalinda con su corte, por otra su hija con su prima y el bufón y ya por último Orlando, que ha huído de su hermano porque estaba hasta las narices del estúpido ese, que está con un criado algo mayor.  Y bueno, ahí es donde se desarrolla toda la historia, con enredos amorosos y políticos. 

El lenguaje de la obra es muy importante y alterna verso y prosa, predominando la rosa. Utiliza verso blanco porque da agilidad y naturalidad, además de ser muy libre y Will lo utiliza cuando están hablando de cosas serias. Por ejemplo, Federico lo utiliza cuando destierra a Rosalinda. El pentámetro yámbico —consta de cinco pies yambos con cinco sílabas acentuadas y cinco átonas— es utilizado cuando Orlando se dirige a Rosalinda. Silvius y Phebe, que son el arquetipo de pastores y que adoran este género, siempre hablan en verso. Rosalinda en cambio habla casi siempre en prosa, excepto cuando se dirige a Phebe. Ella, además, tiene un lenguaje muy ingenioso, ágil, espontáneo y se toma con humor la efusión romántica y las cursiladas que se decían en aquella época. 

La obra comienza en medio de un conflicto —in media res— y este desencadena una serie de oposiciones. Hay un conflicto con una herencia que deja a Orlando a merced de su hermano, pues él no es el primogénito; un conflicto político que se ve a través de las dos primas, pues el duque legítimo ha sido desterrado y el pequeño ha decidido quedarse con el puesto. Y bueno, hay cierto paralelismo porque por una parte Oliver quiere matar a su hermano —es el que le manda a pegarse con otro, aunque no se esperaba que ganara— y despide al criado de su padre, con el que huye Orlando. Por otra parte, Federico destierra a su sobrina Rosalind y además se ha librado antes de su hermano. 

Cuando Celia y Rosalinda huyen sienten que van en busca de la libertad, no sienten que han sido exiliadas, y sienten que gracias a los disfraces tienen un mundo enorme por descubrir. Celia se disfraza de una mujer pobre para librarse de todo lo que representa su padre y Rosalinda de hombre porque sabe que esto les va a dar mucha libertad. 

Hay una oposición en las parejas que sirven pues la pasión que surge entre Touchstone y Audrey es física y apegada a la tierra, no tiene ninguna pretensión de acabar en boda. Él es un cínico y ella una chica inocente. Celia y Oliver también se enamora y es una relación más propia de comedia pastoril. No es tan físico como el de los otros dos. Silvius y Phebe sirven de pretexto para hacer una parodia del amor no correspondido pues Phebe no le ama a él y se enamora completamente de Ganymede, el disfraz de Rosalinda. Y ya finalmente están Orlando y Rosalinda, que bueno solo os voy a decir que es una movida porque Rosalinda se aprovecha de su isfraz. 

Pasando a otro tema, que Rosalinda es la protagonista no se ve desde el principio si no que va creciendo su papel protagonista hasta ser el papel central de toda la obra, siendo su disfraz de hombre importante para esto pues le hace sentirse liberada. Este disfraz es importante porque nos hace ver la vulnerabilidad que tenían las mujeres como mujeres. Cuando Rosalinda se disfraza de hombre se atreve a criticar la política, se vuelve una líder y aprende a manejar las situaciones, tiene iniciativas. Se va volviendo una persona completamente diferente. 

Aunque bueno, toda la evolución que hay a lo largo de la novela y las aventuras y enredos dan igual porque al final todo vuelve a ser como era, pues los hombres vuelven a mandar, las mujeres se casan y todo es como antes. Las mujeres vuelven a estar bajo el mando de los hombres.

Yo os recomiendo que la leáis porque es divertida pero no os recomiendo ver la película, de la que he sacado esa imagen, porque aunque es divertida es una versión súper extraña ubicada en Japón que a mí me dejó un poco fría. 

No hay comentarios: